Diario Basta!

Han Solo: una historia de Star Wars, decepciona

Desde que se anunció el desarrollo de la cinta que narra el origen del contrabandista más famoso del universo, Han Solo, las expectativas de los fans eran de temer, pues el presentimiento general reflejaba una preocupación para que pudieran hacer justicia a este personaje, incluso con los problemas que se suscitaron durante su producción, como el despido de Phil Lord y Chris Miller como directores y las obvias dudas que generó el actor Alden Ehrenreich, para poder llenar los zapatos del personaje que volvería famoso al histrión Harrison Ford.

La cinta definitivamente tiene su dosis de humor y aventura, eso no se puede negar, el trabajo de Ron Howard se nota desde el primer momento, podríamos definirla, como en otros lugares se ha dicho, como un western espacial entretenido, pero sin duda se siente fuera de una esfera llamada Star Wars, la historia está muy distanciada de la franquicia, al parecer tienen en mente iniciar algún proyecto nuevo.

Alden Ehrenreich is Han Solo and Joonas Suotamo is Chewbacca in SOLO: A STAR WARS STORY.

Para los acérrimos seguidores resultará una total decepción, no se supo utilizar al personaje, además de que el actor Alden, como se esperaba, no pudo, o más bien, no supo interpretar y meterse en el papel del amado personaje de Han Solo.

Los personajes secundarios están desentonados de la cinta, tanto Emilia Clarke (Qi’Ra), como el del actor Donald Glover (Lando Calrissian), se sienten sobrados, fuera de lugar, sin aportaciones importantes, algo terrible para el personaje de Lando, pieza clave en el futuro.

En general, Han Solo queda a deber mucho, algo que se tenía presupuestado y que resulta en un tropezón trágico en la historia del contrabandista más famoso y temerario del universo.