Presentan detector de cáncer cervicouterino que brinda resultados inmediatos

57

Cada minuto más de 20 personas son diagnosticadas con algún tipo de cáncer, lo cual se traduce en 10 millones de muertes al año, de las cuales 86% se reporta en zonas de pobreza extrema, ante lo cual es fundamental no sólo llevar información sino fomentar el diagnóstico temprano para poder atender oportunamente a las y los pacientes, aseguró el doctor José Antonio Moreno, Presidente de la Federación Latinoamericana de Patología del TGI y Colposcopía (FLPTGIC).

El doctor Moreno Sánchez participó en la presentación de un dispositivo médico para la detección de cáncer cervicouterino desarrollado por emprendedores ciento por ciento mexicanos llamado InstaPAP, el cual ofrece una sensibilidad superior al 90% en comparación con el tamizaje cervical tradicional o Papanicolaou que se realiza desde hace 70 años.

“Entre las neoplasias que se deben atender oportunamente destaca justamente el cáncer cervicouterino porque tenemos una oportunidad que no existe para otros tipos de cáncer; es decir, el hecho de que 9 de cada 10 mujeres se pueden salvar de sus fatales consecuencias con un diagnóstico oportuno y certero”, detalló el doctor Moreno.

Por su parte, el doctor Ricardo Lúa, Presidente del Colegio de Colposcopía y Patología Genital Inferior de Occidente, expuso que ese tipo de cáncer causa la muerte de más de 4 mil mujeres mexicanas cada año. “Doce mujeres fallecen a diario por esta enfermedad que ya se ha convertido en la segunda causa de muerte por cáncer entre la población femenina”, alertó.

Lúa Alvarado agregó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existen 9 mil médicos ginecólogos que realizan un promedio de 30 exámenes de Papanicolaou al mes; es decir, entre ginecólogos y laboratorios -a nivel nacional- se practican 8 millones de estas pruebas al año tanto en sector público como en el privado.

“Se atiende a una población de 41 millones de mujeres que deberían realizarse dicho examen. Lo anterior significa que más de las tres cuartas partes de la población de mujeres con vida sexual, está en riesgo. El segmento de mujeres que no se hacen la prueba es de 82%, y esto conduce a una tasa de mortalidad alta”, advirtió.

En su oportunidad, Héctor Torres, director general de Onko Solutions México, la empresa que desarrolló el dispositivo, detalló que se trata de un dispositivo con el que se realiza un procedimiento moderno, simple y económico, que permite detectar la lesión cervical a tiempo, incluso antes de que aparezca. “Tras más de 7 décadas de tener el mismo tamizaje que no ha cambiado su procedimiento, era urgente un sistema moderno que tomase en cuenta a la mujer y a la práctica médica con base en una visión de prevención”, dijo.

Torres explicó que fue hace una década que, con la aportación de inversionistas mexicanos, surgió Onko Solutions México, los desarrolladores de InstaPAP. “Estamos comprometidos con las mujeres y los médicos mediante las soluciones más avanzadas en tecnología para la detección y prevención del cáncer que contribuyan a disminuir y, con el tiempo, a eliminar la mortalidad de este tipo de cáncer. Esta tecnología permitirá a las pacientes hacerse una prueba con dignidad, mayor comodidad, certeza e inmediatez. Es el tamizaje del Siglo XXI”.

Finalmente, el ingeniero Jesús Seáñez, Co-fundador de la organización y principal desarrollador de InstaPAP, informó que el dispositivo tiene 3 elementos clave, a saber: es una prueba única en el mercado, capaz de arrojar resultados inmediatos sobre lesiones pre-cancerosas y cancerosas; el dispositivo tiene puntas desechables resultado de la innovación mexicana (con patente registrada),  y el software está especialmente diseñado para registrar la lectura, llevar un control, establecer parámetros, crear reportes y concentrar información de valor para el sistema de salud.

“El acceso a mejores sistemas, metodologías y dispositivos tiene que ser parte del derecho a la salud”, dijo Seañez y agregó que además de ello, “la inclusión y equidad de género nos ocupan, porque están directamente relacionadas con la mortalidad por cáncer cervicouterino.  Honramos lo femenino desde todos los aspectos como son el diseño del dispositivo, prontitud en los resultados, es menos invasivo y sin necesidad de toma de muestras de tejido, todo ello pensando en la mujer y claro, en los profesionales de la salud”, concluyó.