Eterna Chilindrina

236
Lili Brillanti

Conductora del programa Cantadísimo Jr, todos los miércoles a través de Multimedios en Monterrey. Un show nocturno para toda la familia donde los protagonistas son niños que concursan cantando. Se ha convertido en el programa consentido y más esperado para los televidentes en el norte de nuestro país y en el sur de EU.

Me siento muy contenta. Al principio me invitaron para calificar pero les dije que yo no sabo. Prefería ser conductora. Ahora hago las 2 cosas y me puse requetefeliz.

¿Te gusta esta faceta?

Yo lo he hecho todo; bailo desde siempre, ya tengo 16 discos y no soy cantante pero como soy niña chiquita pues me perdonan.

¿Dónde vive la Chilindrina?

En La Vecindad de El Chavo (risas). Soy internacional, estuve 1 año en Miami, 1 en Argentina, voy a Perú cada año en las fiestas patrias. Pero, vivo en México.

Gira en Las Vegas.

Me fue re mal porque no pude trabajar. Mi mánager Gabriel Fernández, se enfermó mucho; le dio neumonía. Creo que lo provocó el aire acondicionado del hotel. Nos enfermamos todos en esa gira. Mi secretaria Bárbara, mi coreógrafo y yo también. A mí me diagnosticaron bronquitis asmática. Cortamos la gira porque así no podíamos seguir. Hicimos 2 fines de semana de 6 en noviembre del 2017.

¿Demandaste?

Soy incapaz de hacer algo así. Sé que ellos tienen la obligación de tener bien los hoteles. He resbalado en algunas tiendas, en un centro comercial me caí y tengo lastimada una rodilla. Pero no soy de esas personas que por todo voy a hacer negocio y demandar. No.

¿Y se recupera tu mánager?

Sí. Mientras hago proyectos que me lleven poco tiempo. A Monterrey vengo un miércoles y al día siguiente me regreso a CDMX, mientras Gabriel se acaba de reponer. Él es el quien paga la escenografía, los vestuarios; es el productor de mi espectáculo.

¿Qué tan grave está Gabriel Fernández?

Usa oxígeno porque la Ciudad de México le cae mal, no puede respirar bien. Los doctores nos recomendaron vivir en un lugar de playa, hemos decidido irnos a Mérida. No dejaré de trabajar.

Nadie duda que siempre será así para nuestra Chilindrina que vive en una eterna infancia que nos enternece a todos los mexicanos: Fíjate, fíjate, fíjate… Dueña de su personaje y su destino. Te adoro.