El último chance

56

MANZANILLO, COLIMA.- ¡Te queremos viejito, te queremos; te queremos mi viejito, te queremos!, iba gritando entusiasmada una mujer joven con una sombrillona color vino de Morena en la mano, que lo iba siguiendo a la salida por todo el kilómetro de valla humana de la avenida Elías Zamora, de esta hermosa ciudad portuaria.

Un hombre con mirada vidriosa grita casi al oído de la mujer al paso de AMLO ¡asesino!. La mujer de la sombrilla lo escucha en plena rebambaramba, se voltea y se le va encima con la sobrilla y le grita fúrica ¡Qué te pasa pendejo, hijo de la chingada. Cállate!

El pleito se disipa en el tumulto y la masa de gente arrastra a la mujer a la persecución de Obrador, cuya camioneta que se aleja presurosa hacia la salida.

De nuevo en Manzanillo se siente la vibra de la “Pejemanía”. Desde temprano la zona del mitin parece una romería. Miles y miles llegan de todos los rincones y municipios aledaños a esta ciudad turística.

“Esta no es la última oportunidad para Obrador, es la última oportunidad para nosotros. Miren el país que nos están dejando, hecho pedazos, destrozado. ¿Esto es lo que le vamos a dejar a nuestros hijos?”, cuestiona una de las oradoras en el micrófono.

La mitad de los asistentes a los mítines de Andrés Manuel son jóvenes, universitarios y chavos de la generación millennials. Ya no só- lo son mujeres de la tercera edad, campesinos, amas de casa o viejecitos. Ahora la chaviza es la que más se asoma, empresarios, sectores de la clase media-alta que se mezcla con la raza que acude a ver al Peje.

Así se vio en la gira de Jalisco que duró tres días y donde el tabasqueño sumó a Gerardo Fernández, hijo de Vicente Fernández, la leyenda de la canción ranchera; al exfiscal Electoral, Santiago Nieto; al senador del PAN José María Martínez y al empresario jalisciense y exsubsecretario de Gobernación de Felipe Calderón, Abraham González Uyeda. A AMLO le fue bien y lo que le sigue en Jalisco y en Manzanillo, ni se diga. Lo reciben con su rap y con la porra de ¡Ya llegó, ya está aquí, el que va a chingar al PRI!. Así concluyen estos tres días de agenda por Jalisco y Colima.