Hubo golpes sin consecuencias

Para analistas políticos, la intención de voto no cambió pese a los ataques en el segundo debate

41

El segundo debate presidencial no afectó de manera significativa los momios. Las tendencias de intención de voto son las mismas y no hubo sorpresas. Así lo explican analistas políticos, quienes expresan que más bien la intención de los cuatro candidatos a la Presidencia es “jalar” los adeptos que Margarita Zavala dejó a la deriva.

En este tenor, Salvador Mora Velázquez, politólogo por la UNAM, precisó que el debate se circunscribió a tratar de ganar la simpatía de los electores que se quedaron sin nada tras bajarse Margarita de la contienda.

“La disputa entre el segundo y el tercer lugar (Ricardo Anaya y José Antonio Meade) será clave, porque está a la expectativa un elector que decidirá seguir apoyando a Meade o buscar otras opciones encaminadas a la última parte del proceso electoral”, indicó Mora Velázquez.

José Antonio Crespo, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), por su lado, fue tajante en cuanto a que López Obrador no bajará su tendencia de puntero.

“Si hubiera una relación para él entre un mal desempeño del debate y los puntos, ya hubiera perdido puntos. Al electorado no le importa, van a votar por él y punto. Sepa o no sepa de los temas, ese electorado ya está con él”, dijo.

Para Christian Salazar y Daniel Garay, académicos y especialistas en política exterior de la UNAM, los candidatos a la Presidencia de la República quedaron a deber a los mexicanos, pues lejos de dar a conocer su proyecto de política exterior, dedicaron su tiempo a hablar de la política del gobierno estadounidense Donald Trump contra nuestra nación.