La chafona serie de Luis Miguel está llena de imprecisiones

9009
Alex Kaffie

DATOS NO VERÍDICOS

La bioserie de Luis Miguel está cargada de inexactitudes. Cada capítulo ha mostrado datos equivocados. Por ejemplo, en un pasado episodio señalan que el cantante visitó el programa Mala Noche… ¡No! cuando en realidad estuvo invitado a Aquí Está (ambos conducidos por Verónica Castro). En ese mismo episodio la serie asegura que Alejandro Gallego Basteri acompañó a su hermano Luis Miguel Gallego Basteri al foro donde se realizó la entrevista (ocurrida en 1989 en Televisa Chapultepec). Tal situación no es verídica, pues Alejandro no estuvo presente. De hecho él (usted puede corroborarlo mirando el enlace adjunto) sostiene una conversación telefónica, con Luis Miguel y Verónica Castro, desde Miami (lugar en el que según sus propias palabras “estaba estudiando”). Y así cómo lo anterior, la serie está plagada de imprecisiones.

TERCER LEGRADO ME RECORDÓ A TÓMBOLA

Miré la entrevista que en Tercer Legrado (Tercer Grado) le hicieron al candidato a presidente de México, Jaime Rodríguez Calderón. ¡¡Ah jijos!! Tan encarnizada fue la entrevista que recordé las sanguinarias entrevistas que se hacían en el programa Tómbola. Tan a la yugular se le fueron los periodistas a su invitado que me acordé de aquella emisión de TV Azteca donde los que preguntábamos no nos tentábamos el corazón.

HERROREZ

Jimena Pérez ventaneó su mala ortografía en Twitter. Vea:

Debió escribir papá (padre), no papa (pontífice y/o tubérculo).
¡Tache!

Joaquín López Dóriga ilustró con una foto errónea este tuit:

Y es que la imagen corresponde a un accidente aéreo, ¡pero ocurrido en Las Vegas (Estados Unidos) en 2015! Vergonzoso que un periodista de su calibre difunda información carente de veracidad.

No hay semana que la Revista ¡HOLA! no la cague en sus tuits. Esta vez aseguró que la tiara que la hoy duquesa de Sussex portó durante su boda, ¡fue realizada en 1983!

¡Mentira! Tal accesorio data de 1932, y el broche central (que es desmontable) de 1893.

La politóloga Denise Dresser debería inscribirse al curso que va a impartir la experta en ortografía Paulina Chavira. Así aprenderá que debe acentuarse cuando se emplea como pronombre personal de la primera singular.

¡Por hoy BASTA! Nos leemos el sábado que viene.