Sheinbaum y su Chinelo

78

En el pueblo de Santa Cruz Xochitepec, Xochimilco, hay dos hermanas gemelitas que entraron en la “Sheinbaumanía”. Ellas junto con su madre imprimieron sus playeras con el rostro de Claudia Sheinbaum estampado en el frente y el de López Obrador en la espalda.

Se acercan con el mejor ánimo a la candidata a la Jefatura de Gobierno de la coalición Juntos haremos historia para pedirle que repare una escuela primaria de Izcóatl.

La doctora recibe esa solicitud y otras, como agua potable para la zona y el reconocimiento de los pueblos y barrios originarios xochimilcas.

El candidato a alcalde, José Carlos Acosta, aprovecha para alborotar a las señoras que iban por el mandado y se quedaron a escuchar el discurso de la doctora Sheinbaum. “Solo los habitantes de Xochi sabemos lo que significa vivir aquí”.

Sigue Martí Batres, candidato a senador y fiel asistente a los mítines de Claudia. Inspirado en el debate de anoche entre los aspirantes a gobernar la Ciudad, arremete contra el que calcula es el saliente gobierno perredista: “Mancera y Peña son uña y mugre, son lo mismo”.

Entonces la doctora Sheinbaum pregunta

¿Vieron el debate de ayer? Un señor gritón contestó: “Ya es costumbre ganar”.

Como “absolutas calumnias” definió Sheinbaum Pardo los ataques de Mikel Arriola y Claudia Barrales…

Pero no se quedó ahí. En la colonia Ampliación Tepepan, San Lorenzo la Cebada y en el pueblo de Santa María Tepepan, abrazó a los niños, señoras y señores que le solicitaron selfies.

Sheinbaum aprovechó la visita a Santa María Tepepan para saludar a sus amigos profesores que ahí habitan. En este tercer punto de sus cuatro recorridos territoriales diarios, asistieron varios tlalpenses que se no se quedaron con las ganas de saludar a su exdelegada. Incluso hubo un grupo de iztapalapenses que se unieron al mitin entre calles empedradas, ambiente de feria, frente a la puesta de sol que se imponía frente al quiosco en el que Sheinbaum pronunció su discurso.

Y se llevó de obsequio una figura de chinelo, de esta demarcación llena de colores, tradiciones y fiestas.