San Luis Miguel

1522
Daniel Bisogno

¡No mamen! Y perdonen que empiece así Desde el averno, pero es que la verdad sí da coraje, seguramente ustedes, al igual que muchos, están siguiendo la serie sobre la vida de Luis Miguel, y se han pasado a indignar, como yo también lo hice en un principio, por el trato que la vida le ha dado fuera del terreno profesional a El Sol. Primero siendo explotado desde niño por el padre, al que han pintado en esta serie (aprobada en su totalidad por Luis Miguel), como el verdadero diablo sin calzones, quien además de explotarlo desde chamaco y clavarse todo el billete que ganaba, prácticamente lo ponen como un verdadero Satanás que ofrecía a su mujer y la obligaba a prostituirse con algunos funcionarios públicos, para ser concretos, con Arturo El Negro Durazo, a cambio de dinero y cocaína. A la madre la pintan amorosa, pero al final, aceptaba echarse al político, se aguantaba los madrazos, aceptaba que explotaran vilmente a su hijo y hasta termina siendo una madre abandonadora de la que no se supo más, un día se fue para europea según esto y nunca más se volvió a saber nada de ella, una de las hipótesis, es que el malnacido del padre la mandó desaparecer. Luego aparece en la serie más gente que de alguna manera sigue explotando a Luis Miguel, entre ellos hasta Raúl Velasco, luego aparecen los amigos, que le resultaron unos verdaderos bocones traicioneros, pues ponen a Roberto Palazuelos como rajón, es decir, sus amigos también abusaron de él, luego aparecen las mujeres, así va hasta ahora la serie, la Mariana Yazbek parecía que iba a ser una lindura, pero dijo mi mamá que siempre no y terminó por ponerle el cuerno al pobrecito de Luis Miguel con González Iñárritu.