Miedo a crecer y al compromiso

LA SOBRE PROTECCIÓN DE LOS PADRES O UNA NIÑEZ SIN PROBLEMAS, SON ALGUNAS DE LAS CAUSAS POR LAS QUE LOS ADOLESCENTES SE NIEGAN A DEJAR ATRÁS LAS CONDUCTAS INFANTILES

20

El término es utilizado para referirse a los intentos de una persona por no abandonar la protección paternal y evitar asumir las responsabilidades que su edad conlleva, es decir, cuando los niños o adolescentes no quieren crecer.

Concretamente, este síndrome no es considerado como una patología psicológica; se lo califica más bien como una alteración de la conducta. Puede darse de manera consciente o no. En todos los casos, quien lo padece presenta un comportamiento egoísta, desconsiderado y que sólo pretende lograr su bienestar.

El síndrome de Peter Pan fue acuñado por el psicólogo estadounidense Dan Kiley en 1983, cuando lo explicó en su libro The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up.

¿POR QUÉ PETER PAN?

Peter Pan es un personaje ficticio creado por James Matthew Berrie. Era un niño de 10 años que no quería crecer, ya que odiaba el mundo de los adultos. Con la ayuda de su hada Campanita, viven muchas aventuras en el país de Nunca Jamás.

No es una enfermedad de la psique, sino más bien de una forma de comportamiento específica. Al hablar de la fijación, Sigmund Freud había detectado síntomas muy parecidos que impedían al hombre su evolución normal. Suele ser más frecuente en varones.

ABUSAR DE LA FELICIDAD

Un posible origen del síndrome de Peter Pan puede ser una crianza con una sobreprotección muy marcada. Esto puede causar una sensación de dependencia para con los padres demasiado intensa, lo que impedirá superar esta fase cuando llegue el momento.

Por otra parte, también puede encontrar su motivo en una infancia feliz, que quede idealizada en la mente del individuo, por más contradictorio que esto parezca. En el otro extremo, una niñez con demasiadas carencias también puede fomentar esta intención de disfrutar de esta etapa en el momento que sea posible.