En La Casa de Lobos

101
FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

SAN MARCOS, GUERRERO.- Para el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador hoy no fue un día cualquiera. AMLO fue a la madriguera de los lobos y salió victorioso. Su primera actividad por la mañana fue el encuentro con los socios de la Coparmex, donde aclaró su postura sobre la situación económica en el país. Dijo que el sistema neoliberal no ha funcionado, que México no creció al ritmo que se prometió y que el crecimiento de la pobreza y de la inseguridad es parte de ese fracaso.

Aunque el choque fue inminente. El escarceo fue por la designación del Fiscal General. Al final el dirigente Gustavo de Hoyos acabó por hacerle un reconocimiento por sus planteamientos, disposición al diálogo y apertura en este encuentro.

Habla de la renuncia de Margarita Zavala pero es muy precavido. Luego por la tarde en San Marcos y en Acapulco recuerda que lo dijo, “que para abril o para mayo iban a declinar, pero aunque se junten todos no nos van a poder ganar”, les presume. Vamos más de 30 puntos arriba, insiste.

Luego Obrador presidió el mitin en la costa chica de Guerrero, en San Marcos, donde miles se aglomeraron para escucharlo. “No les voy a fallar, se va a desterrar la corrupción del país porque ese es el cáncer que está carcomiendo a México y a Guerrero”.

AMLO tuvo buena asistencia en esta plaza. Se preveía una asamblea sencilla que terminó en un acto multitudinario. Muchas caras jóvenes. Ya no son sólo mujeres, amas de casa, viejecitas y señores de edad. Ahora es diferente. Mucho chavo, mucho estudiante, mucho universitario.

Los costeños estallan en júbilo cuando el tabasqueño aprovecha para seguir “apaleando” a Vicente Fox. No lo suelta desde que apareció ayer abrazado del candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade: “Fox ya encontró chamba. Ya aparece a lado de Meade. Ya firmó contrato como matraquero del PRI. En eso acabó”.

Le vamos a quitar sus 5 millones de pensión mensual y conste que no es venganza, sino justicia, grita ante el frenesí de aplausos, gritos y rechiflas. Unos que otro insulto que raya en mentada de madre contra el “botudo”. Por la tarde-noche Obrador participa en Acapulco en la Jornada del Notariado Mexicano.