¿Qué sucede cuando un candidato declina?

49

Cuando un aspirante se retira a favor de otro, lo que hace es renunciar a la contienda electoral.

 

Ciudad de México.– A pesar de que la figura de ‘declinación’ no existe en la legislación electoral, ya ha ocurrido en la práctica: en el año 2000, el candidato Porfirio Muñoz Ledo, del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) declinó a favor del abanderado panista Vicente Fox Quesada.

Cuando un candidato declina a favor de otro, lo que hace es renunciar a la contienda, pero no representa legalmente una alianza formal con la coalición o el partido por el que expresa apoyo, debido a que en la ley, la fecha límite para el registro de coaliciones fue el 14 de diciembre de 2017, pasando ese día no hay cambios ni posibilidades de ‘añadir’ partidos.

Según el artículo 241 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, si un candidato renuncia antes del 1 de junio de 2018, – 30 días naturales antes de la elección – el partido o coalición que lo postuló tiene la posibilidad de registrar a otra persona como candidato y garantizar que aparezca en la boleta.

Si no se registra a nadie o la renuncia se presenta en fecha posterior, en la boleta electoral aparecerá el nombre del candidato que renunció y los votos obtenidos por el partido o coalición se van a considerar como votos nulos.

No existe escenario en la ley vigente en el que declinar por otro candidato implique que los votos obtenidos por el aspirante que renuncia se transfieran al que obtuvo el apoyo; tampoco es posible transferir recursos públicos asignados para hacer campaña.

La declinación de un candidato a favor de otro sólo es de carácter mediático, no se transferencia automática de votos. No se puede esperar que el total de personas que apoyan al candidato que declina, voten por el candidato por el cual se declinó.

Con información de Verificado