En riesgo 10 mil plazas basificadas del GCDMX

Trabajadores del Gobierno manifestaron estar dispuestos a salir a las calles a defender sus derechos y conquistas laborales

384

Héctor García

En riesgo diez mil plazas basificadas para igual número de trabajadores de la Ciudad de México, por el afán personal de la candidata a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbuam, de acceder al poder atropellando los derechos de los miles que velan por los servicios que se prestan a más de nueve millones de habitantes.

Trabajadores de la Ciudad de México que trabajan en delegaciones y en el Gobierno, manifestaron estar dispuestos a salir a las calles a defender sus conquistas laborales que por años les costó alcanzar y que no están dispuestos a que pseudolíderes que lucraron con los cargos que tenían y ahora en alianza perversa con políticos de Morena quieren adueñarse de la organización sindical que tanto les dio.

José Manuel Ibáñez Rentería, Arturo Buendía Hernández, José Rodríguez, Diego Baltierra, Héctor Ayala, José Antonio Alcalá, Bernardino Zúñiga, Edith Lázaro, Alejandra Rentería, María Camacho, Eréndira Paniagua y 73 representantes más, de las 42 secciones, recordaron que José Medel Ibarra  – quien no terminó ni la primaria- fue defenestrado durante la administración de 2000 a 2003 por ser priísta y ahora esos mismos que lo expulsaron como dirigente del SUTGCDMX lo tienen de aliado para buscar la forma de agandallarse la organización sindical.

Los trabajadores  exigieron que José Medel Ibarra deberá acreditar que efectivamente es poseedor de una incalculable fortuna que le valió su enemistad con Manuel López Obrador y que los propios trabajadores le criticaron por haberse beneficiado de su relación con el PRI pues en esa ocasión -2000-2003-  era asambleísta por ese partido y en esa época López Obrador y el oficial mayor Octavio Romero Oropeza, lo expulsaron del SUTGCDMX porque era priísta y por ende enemigo político de los dos tabasqueños

Ahora, los trabajadores dicen no entender cómo en la entrevista que ofrece Medel a una revista –Reivindicación Sindical- se entrega a los que lo repudiaron y lo defenestraron en su momento.

Los trabajadores entrevistados por Diario BASTA! también recordaron  que en esa época José Medel no había terminado ni la primaria.

Ante el asedio de la morenista Claudia Sheimbaum, los diez mil trabajadores basificados tienen contemplado movilizarse, hacer paros, ir a levantar quejas ante la CDHDF, y demandar a José Medel Ibarra por enriquecimiento ilícito.

CAJA DE DATOS

Durante su gestión como líder del SUTGCMX, José Medel compró con recursos del sindicato un equipo de futbol de tercera división adquiriendo los servicios del exjugador de los Pumas, Iguala Carreón, pues en ese tiempo era novio de su hija.

A los mandos medios y altos de las diversas secciones los vestía con trajes de colores chillantes, pues eran de su fábrica quien era proveedora del GDF.

Los trabajadores de la sección donde salió José Medel, recuerdan una leyenda negra de su persona pues en esa época anduvo con una líder sindical y su hija, con esta última procreó un hijo.

Los mismos trabajadores relataron que por Avenida Jalisco en Tacubaya, tenía un restaurante donde cometía con sus allegados todo tipo de excesos. Ahí envió a su suegro para que contuviera cualquier problema con su esposa.

RECUADRO:

Ahora José Medel se hace acompañar de verdaderos defraudadores de los trabajadores:

–Martha Malagón, presa por vender plazas

–Rogelio Sanabria, ex líder de la sección 12 de los Servicios de Salud, expulsado vender plazas

–Julio Miranda, al no poder ser secretario de la Sección Uno de Limpia y Transporte, se arrojó a los brazos de Morena para tratar de superar su mediocridad con el anhelo de ser líder sindical

Caso especial es el de Alfredo Hernández Raigosa “El Camarón”, quien al no lograr la postulación a la alcaldía de Iztapalapa  por el PRD, se organizó con estos pseudolíderes para orquestar un golpe de estado en contra de la dirigencia sindical legalmente constituida. Los trabajadores de SEMOVI entrevistados lo recuerdan como un burócrata más sin trato con el personal y un total desconocido. Se recarga en Julio Miranda porque los dos son de Iztapalapa y ambos regentean a los más necesitados de la delegación.

Así, los trabajadores de la CDMX, solicitaron respeto a su autonomía sindical recordando que los servicios funcionan las 24 horas del día y en las tardes están apoyando el proceso de reconstrucción

También afirman ser mayores de edad para ejercer su derecho al voto en la dirección que les convenga advirtiendo que no van dejar que la gente de López Obrador los vuelva a engañar, como lo hizo en su gestión de 2000-20006, considerada la etapa más oscura para los trabajadores de la CDMDX.

Los trabajadores de la Ciudad de México le enviaron un mensaje a Claudia Sheinbaum: “No se equivoque, no vamos a permitir que nos divida y que intente crear otro sindicato. Tenemos presente cómo su esposo, Carlos Imaz, exdelegado de Tlalpan, llenaba bolsas del súper con dinero producto de los turbios negocios que hacía con empresarios. Nunca más volverá la corrupción a la ciudad de México”.