Descubren un eslabón perdido de los Cocodrilos

36

Fue uno de los mayores depredadores costeros del periodo Jurásico, dicen los paleontólogos.

 

Un fósil de hace 180 millones de años arrojó luz sobre cómo algunos antiguos cocodrilos evolucionaron en animales parecidos a los delfines.

El espécimen, que presenta una gran porción de espina dorsa, representa un eslabón perdido en el árbol genealógico de los cocodrilos, y fue uno de los mayores depredadores costeros del periodo Jurásico, dicen los paleontólogos involucrados en el hallazgo incluido un investigador de la Universidad de Edimburgo.

La especie recién descubierta tenía casi cinco metros de largo y tenía dientes grandes y puntiagudos para atrapar presas. También compartió características corporales clave vistas en dos famiias distintas de cocodrilos prehistóricos, dice el equipo.

Algunos cocodrilos de la era jurásica tenían una armadura ósea en la espalda y en el vientre, y extremidades adaptadas para caminar en tierra firme. Otro grupo tenía aletas y aletas en la cola, pero no tenía armadura.

La nueva especie estaba fuertemente blindada, pero también tenía una aleta caudal, lo que sugiere que es un eslabón perdido entre los dos grupos. Ha sido nombrado Magyarosuchus fitosi en honor al coleccionista aficionado que lo descubrió: Attila Fitos.

Con información de Milenio