Sueña en grande

EL RELEVISTA DE LOS DIABLOS ROJOS HA TENIDO UNA CAMPAÑA DESTACADA EN LA LOMITA DEL MÉXICO

8

Ciudad de México.- Cuando Jesús Fabián Anguamea sube al montículo, la afición de los Diablos Rojos respira con tranquilidad, pues sabe que el de Ciudad Obregón, Sonora es un apagafuegos por excelencia.

Con un promedio de 2.52 de carreras limpias aceptadas, en 25 entradas de trabajo en esta primera campaña del 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), Anguamea apenas ha aceptado 19 imparables y ocho carreras.

“Bueno gracias a Dios me siento bien, preparado, emocionado por estar en el equipo, por hacer las cosas bien y buscando tener siempre una buena actitud para conseguir la victoria”, revela el pitcher de 24 años en entrevista para Grupo Cantón, quien se dice complacido por el afecto de la gente cada vez que ve acción.

“Uno siempre está motivado haciendo lo que nos gusta y no queremos fallar, siempre queremos dar lo mejor y también llenarle el ojo a la gente porque por eso paga un boleto, para ver un buen espectáculo”, relata Anguamea, quien tiene metas aún más altas.

“Sí tú sabes que el sueño de todo jugador es llegar a las Grandes Ligas y por qué no pensar en eso, las oportunidades están, así que hay que estar siempre bien preparado para tomarlas, uno nunca sabe”, asevera el diestro.

Aunque a Anguamea sólo le han conectado dos vuelacercas, los Diablos Rojos son el equipo que más cuadrangulares acepta en la LMB con 48, aunque esto se resuelve gracias al poder en el bat de Los Pingos señala el relevista.

“No sabía esa estadística, pero igual es porque (el Fray Nano) es un parque donde vuela mucho la pelota, a lo mejor el pitcheo de nosotros ha sido un pitcheo cómodo para el rival, pero también el bateo de nosotros es muy fuerte y así nos hagan una, dos o tres carreras, el equipo siempre remonta y terminamos ganando”.