¡Cero bótox, cero restylane!

187
Claudia Silva

Qué onda mis pepinos, ¿cómo están? Ay yo tipo shokeada ¡güey! Y es que no entiendo, ¿en qué momento? Se puso de moda que las mujeres que se dedican a la política en México; estén más maquilladas, cirujeadas e intervenidas que las que se dedican a la farándula ¿hello? Y es que antes era muy común ver que a algunas cantantes o actrices terminaban pareciendo la auténtica Novia de Chucky, después de inyectarse y hacerse no sé cuántas cosas en la cara; pero ahora resulta que los papeles se invirtieron y entonces, las políticas en vez de dedicarse a lo que deben, se ve que todo su tiempo lo invierten en ver ¿qué más se pueden inyectar en la cara? ¿hello? Y es que ¿qué tal? Las últimas declaraciones de la Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, que dijo que ha tenido que defender el uso de bótox para verse mejor ¿no adoran? O sea, el problema no es que se vea mejor o peor, el problema es que ya no sabes si es ¿Olga Breeskin, Thalía o Gloria Trevi? ¿hello kitty? Yo por eso, el consejo que les doy pepinos, es que pase lo que pase, o sea ¡cero bótox, cero restylane, cero cirugías! Si no, corren el riesgo de quedar con carita de pez, como la maestra Elba Esther, que imagínense cuando daba clases ¡pobres alumnos! ¡Qué susto! O como mi tía Giorgiana, que en su última cirugía le dejaron la cara tan estirada, que ahora se tiene que dormir con los ojos abiertos de tan arriba que le quedaron los párpados, o sea ¿así o mas freaky güey? Y lo peor es que ya no podemos hablar mal de ella, porque no sabemos si está dormida o despierta ¿hello kitty?