Sé el orgullo de tu familia cómo ser un padre y superhéroe

16

¿Quieres saber cómo eres? mira a tus hijos, son tus más fieles imitadores, por eso es importante que te de un buen ejemplo

Desde que nacen, los niños aprenden por imitación. Son expertos observadores, y muchas veces nos pueden sorprender con la fidelidad de sus imitaciones.

Por ejemplo, si quieres saber lo que pasa en el salón de clases, fíjate en tu hija cuando juega a la escuela, y la verás reproducir las expresiones y hasta el mismo tono de voz de la maestra.

Por eso en casa es muy importante que tengas conciencia del ejemplo que des.

Cuando tus hijos están chicos, los papás son sus héroes. Tú eres el modelo que siguen para sus gustos, la resolución de problemas y la construcción de relaciones sanas. ¿Cómo puedes ser una influencia positiva en la formación de su carácter?

FOMENTA LA COMUNICACIÓN

En tu casa, invita a todos a aceptar sus propias emociones, y a expresar sus sentimientos. Modela para tus hijos frases como: “Me siento triste. Estoy enojado. Estoy contento”.

Si tus hijos están acostumbrados a escucharte decir cómo te sientes, en lugar de encerrarte en tu caparazón de adulto, se sentirán con el derecho de comunicar sus sentimientos.

Identificar cómo te sientes y aceptarlo es el primer paso para la inteligencia emocional y la sana comunicación.

MODELA LA RECEPTIVIDAD

Por tu ejemplo, enseña a tus hijos que hay que escuchar y respetar a otros. Si tú escuchas a tus hijos cuando hablan, les estás dando la pauta para que ellos reciban lo que digan los demás.

Ser un superhéroe no siempre es actuar ni tomar la iniciativa: a veces hay que estar callados para recibir lo que otros quieren decir.

Acostumbra modelar el silencio receptivo para que tus hijos también se enseñen a escuchar.

RESUELVE LOS CONFLICTOS

En un pleito, demuestra tu habilidad de expresar tus emociones, y también la capacidad de ceder. Puedes enseñar a tus hijos a pedir perdón cuando se equivocan, y a perdonar.

Dar un ejemplo de perdón en el ambiente de la casa liberará a tus hijos de la práctica de guardar rencor en la resolución de sus propios conflictos.

COMPARTE

Enfrente de tus hijos, siempre muestra tu empatía con aquellos que te necesitan. Si los hijos te ven con las manos abiertas y la voluntad de ayudar, ellos desarrollarán una sensibilidad social que les permitirá ser ciudadanos responsables y participativos.

El hecho de verte compartir tu riqueza también les infundirá con la sensación de ser afortunados. El que puede compartir es rico, y le gusta que otros también disfruten de su buena fortuna.

El hecho de verte compartir tu riqueza también les infundirá con la sensación de ser afortunados. El que puede compartir es rico, y le gusta que otros también disfruten de su buena fortuna.