Danzón dedicado…

1136
Lupita Reyes

Hace unos días, el dramaturgo y productor mexicano Miguel Sabido, llegó de Indonesia, en donde fue reconocido como El padre del Entertainment Education, un modelo de producción con vocación social desarrollado por él, en el seno de la televisión comercial mexicana. Es decir, el padre de las telenovelas didácticas, como aquí las conocimos.

En conferencia de prensa, Sabido dio una declaración que ha llamado mi atención. Dijo que: “Televisa se ha convertido en la maquiladora de Univisión. Televisa ya no produce para México con los valores que tuvo siempre. Ya no es una televisión que defienda nuestro nacionalismo y nuestras tradiciones, ya es una televisión que sucede en una especie de niebla indeterminada y que está hecha para la segunda generación de latinos en Estados Unidos, que es la que le interesa a Univisión por su poder adquisitivo y por lo tanto, elaboran proyectos a precio de pesos devaluados mexicanos para venderlos a precios de dólar sobrevaluados”.

¿Y qué cree? ¡Que Sabido lleva razón! Al día siguiente vi la nota de un periódico en donde Televisa anuncia su nuevo programa sabatino conducido por Alan Tacher y Ximena Córdoba, ambos desempacados de Univisión. El programa de concursos se llamará Al final todo queda en familia y las familias que concursarán serán de México, Miami, Nueva York y Puerto Rico. Un danzón dedicado a la audiencia de Univisión y no a la de México.

Por cierto, que la nueva adquisición de Televisa se llama Andrés López López, un narcotraficante que después se convirtió en sapo y de ahí surgió su inspiración para escribir el libro El Cártel de los sapos, el cual posteriormente se convirtió en serie de televisión. López, fue novio de Sofía Vergara y Adamari López, y llega a Televisa como asesor de Patricio Wills, Presidente del área de Producción de Contenidos de Televisa Estudios. Miguel Sabido también se preguntaba en esa conferencia de prensa: “¿Qué le enseñan las telenovelas que glorifican narcotraficantes como El señor de los cielos, a los adolescentes sin trabajo?”. Bueno, aquí la respuesta.