Sin máscaras

185

RODRIGO MOJICA
SALVADOR TREJO

Ciudad de México.– Después de algunos meses de carencias, de hastío, y de sortear todas las adversidades lejos del terruño, cuando fue parte del Exatlón México, hoy El Hijo de Octagón vive la otra cara, la de ser ídolo, pero ésta la asume como pocos.

Aquella etiqueta, de Campeón Sin Corona, que se ganó a toda ley el vástago del Amo de los Ocho Ángulos en el reality de TV Azteca, la presume sin caretas, porque la máscara, esa es una herencia luchística, que por supuesto tiene que ver con el personaje que él defiende arriba de los cuadriláteros, y no con la pinta que enseñó cuando estuvo inmerso en una competencia totalmente diferente.

Y ayer, el esteta, a propósito de la camaradería que siempre mostró con Grupo Cantón, fue parte de una dinámica distinta, para de paso, hacer realidad el sueño de un grupo de chicas que le rinden culto y ondean su bandera a toda ley.

Las Novias Ladys Octágonicas, como se hace llamar el club de fans que apoya al gladiador capitalino, de premiadas pasaron a agasajar a su personaje favorito, esto, en El Desván Montevideo, que se convirtió en el anfitrión perfecto.

Y la tarde, entre ilusiones y deseos cumplidos, también tuvo su rato candente, guapachoso.

El Junior, quien acepta, “soy neutral en cuanto a la música”, enseñó sus dotes de bailarín, alineados a distintos ritmos.

Otros chavos, que le entraron al merequetengue, Los del Refuego, se lucieron con la rola favorita del Octa: “Te metiste”.

Y, para redondear el momento, entre antojitos, regalos y buena onda, El Campeón Sin Corona recibió una moto, que a partir de ahora es su favorita, pues juega todas las mañanas con ella.