Aprendieron la lección…

31
Galileo Galilei

MÁS DE 184 MIL TRABAJADORES DE LA CDMX, RECHAZARON SER REHENES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Por ello, el Presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Leonel Luna Estrada tuvo que salir al quite para señalar que la autonomía de la organización sindical tiene que ser respetada por todos.

La libertad sindical, añadió, también es irrenunciable para los miles de agremiados por lo que se vale que al calor de la época política electoral quieran aprovechar la buena fe la base trabajadora.

Esto llevó un mensaje, la semana pasada hicieron su aparición pública dirigentes sindicales capitalinos impresentables que traficaron con plazas, condicionaban los créditos hipotecarios y lo peor es que entregaron las condiciones generales de trabajo al gobernante en turno.

Hoy de la mano de los mismos que prometieron de 2000 a 2006 que respetarían los derechos laborales de los miles de trabajadores quieren regresar a sus laureles para seguir lucrando, denunciaron trabajadores que sufrieron la traición de José Medel ex dirigente sindical Rogelio Sanabria, Martha Malagon y Julio Miranda, entre otros que harán su aparición pública en los próximos días.

Lo bueno de esto, explicaron, es que ya no los volverán a engatusar “aprendimos la lección y lo mejor, es que empezamos a recuperar el poder de compra perdido en los 6 años negros de inicio de siglo”.

Compartieron el documento que en ese entonces firmó el gobernante capitalino, similar en el contenido con el signado el pasado martes por los mismos que gobernaron y no respetaron el acuerdo.

Cuentan que desde la creación de la organización sindical han sido, son y serán institucionales, por lo que no permitirán ser tomados de rehenes para satisfacer las ansias políticas de quienes buscan gobernar a cualquier precio, incluso desenterrando a los más sucios y traidores que atentaron contra los miles de trabajadores de la CDMX, quienes les confiaron el destino de sus libertades sindicales, salarios y prestaciones y no cumplieron.

Dejaron en claro que de ser necesario acudirán a la PGJ para obtener las demandas judiciales que enfrentaron esos malos dirigentes sindicales y que hoy políticamente quieren obtener alguna ventaja económica, a pesar de que el gremio los repudian. Así o más claro.