¿Quieres vivir en el extranjero? Esto te interesa

60

Si ya has tomado la decisión de migrar a otro país, te proponemos considerar a Australia como parte de tus opciones. Si bien existen muchos mitos sobre lo difícil que es conseguir la residencia permanente, lo cierto es que no es tan complicado si cumples con todos los requisitos para estudiar o trabajar allá y poder obtenerla.

“Los aspirantes deben poseer al menos tres años de experiencia en su disciplina de formación, esto después de la titulación/certificación, tener un nivel avanzado de inglés y ser menor de 45 años”, explicó el abogado Nicholas Houston, Director de VisAustralia Internacional.

Por lo que te presentamos los 5 beneficios de obtener la residencia permanente en Australia.

Visa permanente

Obtener una visa resulta complicado por sí mismo, pero no basta con ello, pues hay que estar pendiente de su vigencia para renovarla y tampoco se puede pasar por alto las modificaciones que espontáneamente pueden suceder en las políticas migratorias de ese país. Por lo que, de obtener la residencia permanente, estos problemas desaparecen.

Derechos laborales

No es una sorpresa que las condiciones laborales de países como Australia, son de las mejores en el mundo, pues los sueldos son muy altos y cuentan con todas las prestaciones. En 2016, el salario promedio rondaba el millón 264 mil pesos al año, y en cuanto a las prestaciones, los australianos cuentan con 14 días de permiso por paternidad y ¡hasta un año por maternidad! Así como el derecho a recibir semanalmente una pensión de desempleo por parte del gobierno. Mientras que en México, el salario promedio se acerca a los 186,084 pesos anuales, y las prestaciones no necesariamente ofrecen una mejor calidad de vida, pues en contraste con los australianos los mexicanos cuentan con 5 días de licencia por paternidad, en tanto las mujeres pueden gozar únicamente de 84 días de incapacidad.

Seguro de salud

Los residentes australianos cuentan con Medicare, un seguro de salud pública que garantiza el acceso a tratamientos subsidiados por el gobierno, medicinas más económicas -no necesariamente genéricas-, y uso gratuito de hospitales públicos. Cabe mencionar que este seguro cubre a todos los integrantes de tu familia.

Residencia para tus familiares

Las personas que obtienen la residencia permanente, pueden patrocinar a sus familiares directos para aplicar por la misma. Además, al nacer, los hijos de los residentes automáticamente cuentan con la nacionalidad, y por lo mismo, con los mismos derechos que un australiano.

Posibilidad de hacer carrera en el servicio público

Solamente los australianos por nacimiento pueden servir a su país como servidores públicos, por lo que, el obtener la residencia permanente te otorga la posibilidad de acceder a la nómina gubernamental.