A la francesa

22

Ciudad de México.- Jérémy Ménez tomó la bola, dio unos pasitos, y engañó el lance del portero Jonathan Orozco.

Después de una buena segunda mitad, en la que el América se acordó de su futbol, un penalti del galo fue valedero para el triunfo sobre el Santos, 1-0.

 

De insomnio

Al 5’, Brian Lozano, luciendo una cabellera rubia, y quien originalmente llegó al futbol mexicano a Coapa, después de una buena pincelada probó al arquero Agustín Marchesín, y éste, a dos manos, evitó el desaguisado.

Con un equipo dispuesto a presionar desde la salida, los laguneros tomaron la batuta del partido y se acercaban insistentes al marco enemigo.

El de casa, por su parte, con el cuadro de los últimos juegos, muy dinámico, pero con poco punch, buscaba generar peligro con Andrés Ibargüen, Renato Ibarra y Diego Lainez.

Con el andar del reloj las Águilas tuvieron un poco de respuesta, pero siempre infructuosa, y la primera parte dictó que el duelo se diluyera con par de roscas al descanso, y con un balón al poste de parte de los del Piojo, que fue los más emocionante del citadino.

 

¡Apenitas!

Ibargüen, muchas veces habilidoso, y otras tantas errático, regaló en el arranque del complemento su segunda versión y, luego de una jugada de crack, sacó un disparo bastante chorreado.

Ya con las Águilas enchufadas, ahora fue Renato quien impactó con fuerza, pero muy desviado.

Después tocó el turno de Lainez, pero éste se encontró con la gran desviada de Orozco.

Y, luego de algunas semanas de ausencia, se dio el regreso del francés Ménez, quien lucía como un buen vitamínico.

Julio Furch, en la más clara de todo el encuentro, solo y con el arco desguarnecido, prefirió las pifias, y voló su lanzamiento.

Mientras, Miguel Herrera agotó otra de sus balas, y mandó al terreno de juego a Cecilio Domínguez, para buscar el triunfo.

Pero fue Jérémy el que cumplió su misión, pues un penalti, precedido de una juga discutida, lo cobró con maestría, para darle el triunfo a una Águilas.

 

América 1-0 Santos