Los caballeros las prefieren pompudas

8752
Raquel Bigorra

Aunque en gustos se rompen géneros, la mayoría de los hombres prefiere a las mujeres de buena pompa. Glúteos con volumen, pues.

Científicos de la Universidad Bilkent, en Turquía, llegaron a la conclusión de que los hombres prefieren a las mujeres cuyas columnas tienen una desviación de 45° por encima de la parte superior del glúteo.

Este gusto, aclaro, viene mucho antes de que J.Lo y las Kardashians aumentaran el tamaño de sus glúteos y pusieran esos traserotes tan de moda.

Según los científicos, la curvatura nos ha permitido a las mujeres, durante años de evolución, que movamos el centro del peso sobre las caderas y piernas durante el embarazo, lo cual nos evita grandes cansancios. En la época en la que los hombres salían a cazar, a las mujeres con esa curva, no se les dificultaba recolectar durante el embarazo. Es por ello que los hombres les echaban más el ojo a las de la curva en la espalda baja, que normalmente viene acompañada de buena pompa. ¿Será?

Recientes encuestas realizadas en hombres de América Latina, menos los argentinos, todos los demás coinciden en que si les dan a elegir entre una mujer con buenos pechos y otra con buena pompa, se quedan con la pompuda. ¡Nálgame Dios! Dirían.

No sé en qué momento se puso de moda aumentar el volumen del trasero, y ahora muchas andan muy acolchonadas. A mí no me gusta cómo se ve por encima de la ropa, porque me parecen muy poco natural. No sé si se deba a que el médico o una se engolosine y pida de más, como pasa también con los implantes de seno, pero eso de andar como si trajera una un par de globos en las pompas, no me gusta.

Pocas son a las que les queda bien, pero solo a las que con juicio aumentan la retaguardia. Usted puede darse el gusto, ¿por que no? Ya vio que haciendo mil sentadillas al día no aumenta de volumen. Se vale darse una ayudada.

Cada vez son más las técnicas quirúrgicas para modificar el tamaño y forma de los glúteos. Una de ellas es la colocación de implantes de silicona mediante una operación. Otra es el método al estilo brasileño, que requiere un injerto o inyección de grasa que ha sido transferida desde otras partes del cuerpo. Ya sea de la barriga, piernas o brazo, he visto operaciones que quedan fabulosas. Adelgazan las partes que quieren enflacar del cuerpo y le dan aumento a las pompas.

El chiste es ir con un médico certificado, pero también que comparta con usted el mismo sentido de la estética. Si para él un trasero bonito es como el de Kim Kardashian o el de la chica del clima, no espere salir con unas pompas discretas. Recuerde que una vez acostada usted en la plancha e inconsciente, depende totalmente del gusto y criterio del doctor.

También cheque si el tratamiento lleva retoque o mantenimiento pasados los años. Es por ello que algunas prefieren el calzón con relleno, que parece que da buenos resultados. Muchas lo eligen porque sale más barato y menos riesgoso que pasar por una anestesia. El tema es que quitando el calzón, se va la magia del volumen.

Lo maravilloso de esta vida es que siempre tenemos la capacidad de elegir. Como también ellos y ya lo hicieron. Yo no más les paso el dato. Son las nalgonas las preferidas.

Pero estoy segura que estamos llenas de muchísimos atributos. Así que si Dios no le dio pompa, no se me achicopale: se opera, se pone el calzón con relleno o echa mano de las otras miles de herramientas que poseemos las mujeres para poder aplicar la de y vivieron felices para siempre, gracias a El manual de la buena esposa.