Bomberos y trabajadores

39
Galileo Galilei

VAYA CISMA EL QUE PROVOCÓ EL DIPUTADO MORENO CÉSAR CRAVIOTO

Al acompañarse por supuestos trabajadores del GCDMX y del heroico cuerpo de bomberos para decir que fueron despedidos por negarse apoyar a un partido.

Esos trabajadores son pájaros de cuenta que siempre veían por sus intereses y por eso fueron dados de baja.

Uno de ellos es Rogelio Sanabria Domínguez, “el santanero”, quien desde hace una década fue dado de baja por el GCDMX porque vender plazas.

Aun así, tiene un litigio en el TFCA por despido injustificado, pero eso fue hace 10 años y ahora lo da a conocer, de la mano de Morena y argumentando que fue por no apoyar a los candidatos amarillos.

Los bomberos no se quedaron atrás. Luego de enterarse que el asambleísta les estaba dando la estocada, de inmediato tomaron las calles para manifestarse en la plaza de la constitución y después marchar a la ALDF, para refutar acusaciones.

Lo cierto es que las dirigencias de los sindicatos de bomberos y de los trabajadores del GCDMX, aclararon que no permitirán que Morena los tome de rehenes, pues hacen y deshacen en las delegaciones donde gobierna y nadie dice nada porque se arriesga a perder su empleo.

Dejaron en claro ser ajenos a las triquiñuelas de los políticos; de quienes se dicen honestos y que son la esperanza de la ciudad, porque se dedican a sofocar cualquier conflagración y a la reconstrucción de las zonas dañadas por el sismo el 19 de septiembre de 2017. Esas son sus tareas y no se distraerán con temas de índole electoral.

Recordaron que César Cravioto también tiene su historia porque en los IASIS, se llevó hasta las cobijas de los más desprotegidos.

Pero eso no fue suficiente, pues también tiene cuentas pendientes con la ley por la desaparición de menores de edad en la casa hogar “Casitas del Sur”.

Pidieron que el GDF reabra el caso y se investigue el grado de responsabilidad de Cravioto en la sustracción y venta de los menores de edad durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón.