Liderazgo empresarial en México, es primitivo

14
Paulina Torres, Business Trainer

Personas que mandan, dan órdenes y castigan, poco tienen que ver con ser líderes, más en el contexto laboral actual que está siendo acaparado por los millennials.  En México, 2 de cada 10 empleos son ocupados por jóvenes de 20 a 29 años, quienes demandan a sus corporaciones estilos de liderazgo que fomenten su productividad y orienten su desarrollo profesional.

“Hoy un líder es la  persona capaz de influir en otros para dirigirlos de manera efectiva hacia el cumplimiento de metas y objetivos”, explicó Paulina Torres, Business Trainer y socia fundadora de Moudus, quien agregó que “está demostrado que la figura del líder es clave en el rendimiento y productividad de los empleados, sobre todo de los más jóvenes”.

México ocupa el lugar 49 de 190 en el ranking de Doing Business de las economías más atractivas para el desarrollo de negocios; sin embargo; el liderazgo empresarial que es clave para que los negocios crezcan y se consoliden, es todavía primitivo.

“El liderazgo inspiracional es el que actualmente ha demostrado aumentar la productividad de los colaboradores y disminuir su rotación, en especial en la población millennial, esto se debe al alto grado de apertura, empatía, pero sobre todo, de la convicción con la que los líderes desempeñan sus funciones”, explicó Paulina Torres.

Desarrollar un liderazgo inspiracional y eficiente requiere de un continuo trabajo con las personas que encabezan las operaciones de las empresas, pues les implica desarrollar o reforzar habilidades específicas como empatía, comunicación efectiva, claridad de pensamiento, inteligencia emocional, negociación, así como la disciplina de disfrutar de una vida laboral balanceada, todo esto la mayoría de las veces sólo se logra con programas continuos de capacitación.

“El gran reto de las empresas, sin importar su tamaño, es entender que la productividad no sólo gira en torno a la entrega de resultados, sino que existen tanto aspectos organizacionales- ambiente laboral, la idoneidad de las instalaciones para desempeñar las tareas asignadas, la justa remuneración, y la comunicación abierta-,  como personales- compromiso con la posición y saber detectar patrones personales autolimitantes para que no impidan el crecimiento propio-, que se deben considerar cuando se pretende optimizar el desempeño individual y de los grupos de trabajo ”, afirmó Torres.

En México sólo 2 de cada 8 empresas invierten en capacitación, de ahí que las altas tasas de rotación y baja productividad continúen siendo el común de las acciones habituales de los departamentos de recursos humanos.

En México existen consultorías especializadas que hacen intervenciones y acompañamientos desde un abordaje humano e interdisciplinario, ayudando a las empresas a identificar sus áreas de oportunidad, como Moudus Business Training,  que se dedica a incrementar el rendimiento de las empresas, implementando procesos que garanticen la permanencia y solidez de la competitividad, alineándose con la estrategia de los negocios.