LA GUERRA SE PINTO DE ROJO

LOS DIABLOS ROJOS ALCANZAN EL PRIMER SITIO DE LA ZONA SUR DE LA LIGA MEXICANA DE BEISBOL A COSTA DE SU ARCHIRRIVAL LOS TIGRES DE QUINTANA ROO

11

Ciudad de México.– Semana redonda para los Diablos Rojos del México, primero se llevaron la Serie ante los líderes del Sur, los Leones de Yucatán, y ayer vencieron a los Tigres de Quintana Roo por 10-6 en la ex Guerra Civil para adjudicarse la seguidilla de juegos por barrida ante los felinos, y de paso, colocarse en el primer sitio de la Zona.

La también denominada Guerra de Guerras, tuvo en su tercer episodio un juego lleno de poder, donde la batería de ambos equipos puso en predicamentos a los serpentineros.

Temprano, los Tigres sacaron las garras para hacerle daño al inicialista Ricardo Valenzuela, primero fue Alonzo Harris con un jonrón solitario por el jardín izquierdo para darle la ventaja a los de Quintana Roo; enseguida Chris.Jess Retherford también se voló la barda llevándose por delante a Brian Hernández y Jason Bourgeois, para completar el rally de cuatro carreras apenas en el primer inning.

La respuesta de los de casa no se hizo esperar, en la parte baja del primer rollo, Carlos Figueroa se embasó con un sencillo, Arismendy Alcántara hizo lo propio, para que llegara David Vidal y con imparable por el jardín izquierdo mandó a la registradora a Figueroa, Vidal fue puesto out en segunda, mientras que el cubano Alexei Ramírez conectó un cuadrangular para llevarse entre las espuelas a Alcántara para acercar a los Diablos a una carrera.

En el tercer rollo el conjunto escarlata igualó los cartones con un doblete de Henry Urrutia por el derecho que permitió al veloz Figui anotar su segunda carrera del día.

C.J. Rutherford que salió con el madero ardiente, volvió a sacar la pelota del parque para devolverle la ventaja a los felinos en el cuarto rollo.

Emmanuel Ávila no se quedó atrás y también conectó un bambinazo que hizo volar la bola por todo el jardín derecho para abandonar el estadio, en la parte baja del mismo cuarto escalón con el que Los Pingos igualaron el marcador.

Pero el daño no había terminado, Juan Carlos Gamboa sacó una línea por el central para que Jesús Fabela anotara; Arismendy Alcántara sacó una rolita al cuadro que fue tomada por el pitcher y al tratar de sacar el out en la intermedia, un error del shortstop, Rolando Acosta, quien no logró contener la pelota en su guante, permitió que El Haper Gamboa y Carlos Figueroa timbraran en el home para culminar el rally de cuatro anotaciones.

SE ROBÓ EL SHOW

Carlos Figueroa que ya había anotado en tres ocasiones, fue trabajando su cuarta carrera de la tarde en el sexto capítulo conectando un sencillo por el central, y después, robándose tanto la intermedia, como la antesala, para llegar a home en un pisa y corre tras un fly de sacrificio al central por parte de David Vidal.

SACAN LA ESCOBA

La fatídica séptima entrada trajo consigo una rayita más para la pandilla endiablada a través de un doblete que fue a dar contra la barda del jardín izquierdo por parte del Haper para que Jesús Fabela, que se encontraba en la intermedia, llegara a la registradora.

C. J. Retheford conectó su cuarto cuadrangular de la tarde en el octavo episodio, pero fue demasiado tarde, junto al taponero poblano, Nathanael Santiago, los aficionados de los Diablos en la tribuna del Fray Nano comenzaron a lucir las escobas, en señal de la serie que se llevaron por medio de barrida al ganar los tres juegos a los Tigres en un capítulo más de la más grande rivalidad de la pelota mexicana.