Advierte un fraude

117

IXTAPALUCA, EDOMEX.– Una señora regordeta que había acudido en silla de ruedas a ver a Andrés Manuel López Obrador en la explanada municipal de esta localidad, lo escuchó extasiada, y paciente lo esperó hasta que saliera después de que Obrador concluyó con la entrevista colectiva de la nube de reporteros que aguardamos para el “chacaleo”.

Para los miles de ixtapaluquenses que lo acompañaron este lunes, unas horas después del debate presidencial de anoche, todo era fiesta y alegría. “A este gallo no le quitaron ni una pluma”, arengaba uno de los oradores en el templete.

Aquí, López Obrador dio su primer mensaje después de su enfrentamiento en el Palacio de Minería. “Salimos airosos y salimos muy bien en el debate de anoche por el respaldo del pueblo y por las buenas vibras que transmiten ustedes; vamos más de 50 puntos arriba en las encuestas”, les expresó emocionado y con una singular sonrisa que resalta entre su rostro moreno tostado por el sol.

“Querían golpearnos, ponernos mal, ponernos en ridículo y no pudieron. Utilizaron mentiras, calumniaron en grande una y otra vez y no lograron su propósito: tengo un escudo que me protege que es mi autoridad moral”, expresó ante la algarabía de sus seguidores que le hacían fiesta.

La “mafia del poder no puede con nosotros, vamos a más de 50 puntos arriba de las encuestas, así que el 1 de julio va haber fiesta en todo el país con nuestro triunfo”, presumió Obrador en el micrófono.

AMLO insistió que para abril o para mayo se unirán todos sus contrincantes. “Lo dije desde hace tiempo, se van a unir de hecho o de facto. Van a ir declinando para apoyar a uno solo de ellos. Pero ni así van a poder ganarnos, así que hay que prepararse para enfrentarlos a todos”, dijo a sus seguidores, y advirtió que se preparan acciones ilegales del PRI, PAN y PRD, para tratar de que Anaya gane, “como lo hicieron el PRI y PAN en 2006 con Felipe Calderón”. Es decir, fraguando un fraude, como ya quedó evidenciado tras los ataques en el debate.

Jovencitas, señoras de edad y caballeros se colgaron a la camioneta donde se trasladaba el tabasqueño hacia Chalco, el siguiente punto de la gira de este lunes. Y lo de siempre en esas salidas: las aglomeraciones por tomarse la selfie, estrecharle la mano a AMLO y algunas darle un beso “aunque sea en la mejilla”.