Meade promete terminar un acueducto que aún no existe

62
Foto: CUARTOSCURO

Durante un evento de campaña ocurrido en Guerrero el pasado 11 de abril, el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, afirmó que, de ganar las elecciones haría las inversiones necesarias para abastecer de agua potable a Taxco, y que además terminaría la presa y el acueducto en Tixtla.

Sin embargo en entrevista para Verificado 2018, el presidente municipal de Tixtla, Hossein Nabor Guillén, confirmó que no existe acueducto alguno y que la presa que menciona aún no cuenta con un proyecto de obra y tampoco está planeada su construcción.

En 2016 se aprobó una declaratoria de emergencia debido a la falta de abastecimiento de agua, con lo que la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg), proyectaron la construcción de una nueva presa en Tixtla, que permitiría mejorar la distribución y almacenamiento de agua potable para el municipio.

La demanda de agua ha aumentado, por lo que la presa existente construida en 1977, ya no es suficiente para suministrar agua a los 33 mil habitantes actuales (en 1977 eran 10 mil habitantes).

“Ya se están haciendo algunos pozos que mitigan el problema, pero no lo resuelven”, comentó Nabor Guillén, añadiendo que “la alternativa más viable para solucionar el desabastecimiento de agua potable es la construcción de una nueva presa. Tenemos un estudio de factibilidad que nos dice que cuesta 190 millones de pesos, aunque todavía no hay un proyecto, porque sólo el proyecto cuesta cinco millones de pesos”.

Esta nueva presa sería un complemento a los pozos y a la presa que ya existe, no un reemplazo. Es un proyecto integral que ayudaría a mejorar la red de distribución del agua, en donde existen fugas constantes, y acortar los plazos suministro: “Son redes de distribución del agua que se mejorarían y se ampliarían, pero en ningún caso la infraestructura a construir sería un acueducto”.

A pesar de que las autoridades locales han declarado que la construcción de un acueducto no es necesaria, Meade mencionó que debe construirse.