Minimiza crimen de sacerdote

Minimiza crimen de sacerdote

Que a la iglesia no le preocupa la inseguridad, dicen, mientras feligreses claman por justicia

397
0
Compartir

TOLUCA, EDOMEX.- Para las autoridades del Estado de México, el homicidio del sacerdote Rubén Díaz Alcántara, ocurrido la noche de antier dentro de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, ubicada entre las calles de Mira Luna y Mira Mar de la colonia Cumbria en Cuautitlán Izcalli, es un “hecho particular”.

El secretario general de Gobierno, Alejandro Ozuna Rivero indicó que la investigación ya es atendida por la Fiscalía General de Justicia (FGJ), sin embargo, destacó que las autoridades eclesiásticas no han expresado preocupación por la inseguridad que impera en la entidad.

“Hasta este momento no tenemos reporte, este es un caso particular que ya estamos atendiendo. Hemos tenido reunión no solamente con los párrocos, sino con los obispos y los propios cardenales y hasta este momento no han expresado una preocupación”, refirió.

Contrario a ello, cientos de feligreses acudieron a las puertas del templo para colocar flores y veladoras en memoria del cura, quien era muy querido por la comunidad, por lo que exigieron justicia y el pronto esclarecimiento de los hechos.

De acuerdo a testigos, el homicida se hizo de palabras con el cura, para luego privarlo de la vida a cuchilladas y huir de la iglesia, la cual permanece resguardada por la Policía Municipal.

Trascendió que el agresor le reclamó algo el párroco, lo que abrió una línea de investigación por una probable venganza; desafortunadamente el templo no contaba con cámaras de seguridad, lo que ha entorpecido un poco el desarrollo de las investigaciones del caso.