El lado oculto de El Sol (segunda parte)

834
Chucho Gallegos

Hoy jueves 19 de abril, Luis Miguel cumple 48 años de enfrentarse a una batalla muy dura contra él mismo, provocada por las situaciones familiares que vivió, como disfunción, explotación de su padre, lo mismo que abuso de confianza y sobre todo la desaparición de su madre.

Micky tiene mucho que reprocharle a su padre, pero también mucho que agradecerle. El ídolo se rompió y apareció el ser humano con defectos y virtudes. Todas estas vivencias borraron aquella sonrisa espontánea, auténtica del niño y del adolescente Luis Miguel para dar paso a la misma sonrisa, pero estudiada, actuada, del cantante.

En este cumpleaños les comparto a los lectores los momentos que yo viví durante el trato con Luis Rey y Luis Miguel, desde su primer disco hasta pasando por la pubertad, la adolescencia y llegando a sus inicios de madurez.

Lo que no se sabe de  luis miguel

  1. Su programa de televisión favorito era las historias de Chespirito, en los programas El Chapulin Colorado y El Chavo. Luis y Micky no se lo perdían y reían a carcajadas.

2 . Sus ídolos: Michael Jackson (el máximo) y de él copió el movimiento de su pierna hasta casi el pecho. De Elvis Presley, agarrarse con la mano el bulto. De Frank Sinatra, su postura y esto los integró a sus shows.

3. El tráiler de Netflix promueve al niño Luis Miguel cantando Cucurrucucú Paloma ( en la serie lo dobla Izán Llunas, nieto de Dyango). La primera vez que cantó Luis Miguel esa canción de Tomás Méndez, fue el día que cumplió 13 años y Luisito mandó por un mariachi al Tenampa para celebrar en su casa de Tecamachalco.

4. Por recomendación de Arturo Durazo, en aquél entonces jefe de la Policía de la Ciudad de México, con su amigo de la escuela José López Portillo, Luis Miguel cantó en la boda de la hija del entonces Presidente.

5. Durante la gira de Guadalajara, Luis Miguel tuvo un fuerte enfrentamiento con supadre, porque éste estaba drogado y lo corrió de la habitación del hotel. A Micky lo enfurecía y entristecía verlo en ese estado.

6. A principios de los 90’s lo visité en su habitación del hotel Condado Plaza, de Puerto Rico, en la vísperas de su debut y me invitó un trago que no pude tomar por un compromiso que me esperaba. Acordamos jugar tenis al día siguiente y cumplió. No aguantó más que dos sets porque estaba crudísimo. Y me dijo: “Picha, no puedo más”.

El Sol se peleó con el otro sol.