Misa de cuerpo presente al sacerdote asesinado

55

Varios feligreses católicos, asistieron a la Catedral de la Diócesis de Izcalli y así poder despedir al sacerdote Rubén Alcántara, quien fue asesinado dentro de su parroquia la noche del miércoles.

“La inseguridad es algo que estamos viviendo en todas las circunstancias y las iglesias no son la excepción”, mencionó el padre, Montelongo Mercado Arquidiócesis de Tlalnepantla.

Se ofreció una misa de cuerpo presenten donde asistieron varios feligreses, en la catedral de la Diócesis ubicada en la Avenida Boreal, esquina con Avenida de Las Islas y de los Océanos en la Colonia Atlanta

El párroco de aproximadamente 50 años fue apuñalado dentro de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, ubicada en calle Mira Lluvia, en la zona de Los Miras, Colonia Cumbria, alrededor de las 18:00 horas del miércoles luego de presuntamente discutir con un sujeto.

“La violencia no justifica nada, es un ser humano, sí cometió un error esa no era la forma de encararlo ni para él ni para nadie, la inseguridad es algo que estamos viviendo en todas las circunstancias y las iglesias no son la excepción.

Más que sentirnos seguros, nos sentimos confiados en el señor en esta situación podemos ser víctimas en cualquier momento ojalá y Dios no lo quiera, nuestro ministerio no busca otra cosa, ni poder ni prestigio ni absolutamente nada, yo creo que es dedicarnos a lo nuestro, es llevar el evangelio y tratar de hacerlo dela mejor manera posible”, refirió, el padre Montelongo Mercado de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, Secretario Ejecutivo de la Dimensión de Movilidad Humana de la conferencia de Episcopado.

Agregó el sacerdote, que compartió la juventud en el seminario con el padre Rubén a quien calificó como una persona siempre alegre, entregado, inteligente y capaz, “era muy abierto a las personas así que, no alcanzamos a entender que fue lo que pasó”.

El lugar la hora donde será sepultado el párroco, no fue dada a conocer.

Con información de La Prensa