Cáncer de riñón aumenta por acceso limitado a tratamiento

132

El carcinoma de células renales (CCR o cáncer de riñón) se considera una enfermedad de baja prevalencia, sin embargo se encuentra entre los 10 cánceres más comunes en el mundo. Se ha detectado con mayor frecuencia en países más desarrollados. No obstante, la mortalidad e incidencia en quienes lo padecen está en aumento en distintas regiones, como es el caso de algunos países de Latinoamérica, Asia y África.

Una de las causas de este incremento deriva de la poca o nula accesibilidad a tratamientos que existe en zonas de menor desarrollo. Entre los principales retos a los que se enfrentan los pacientes que habitan estos lugares son la desinformación en relación a esta enfermedad, la falta de un diagnóstico oportuno, medicamentos registrados, la gran demanda que hay contra la oferta desigual de producto, los costos elevados que, en diversos casos, conllevan a suspender el tratamiento o inclusive, a no poder adquirirlo.

En el marco de la octava Conferencia Internacional de Organizaciones representando a pacientes con cáncer renal de The International Kidney Cancer Coalition (IKCC), celebrado por primera vez en la CDMX, y el Encuentro de Expertos del Latin American Renal Cancer Group (LARCG), se realizaron ponencias con el objetivo de compartir experiencias locales en materia de incidencia en política pública al igual que las actualidades en el diagnóstico y la atención de este padecimiento que permitan la mejora sustancial en la calidad de vida de aquellos que lo presentan.

Entre los diversos encuentros, se abordaron los desafíos presentes en lugares con gran diversidad cultural, alta densidad poblacional, así como carencias significativas ante esta enfermedad, a través de las palabras de cuatro especialistas, Jamile Dalri, del Instituto Oncoguia en Brasil, Vandana Gupta, de V Care Foundation en India, Jin-Young Paik, del Korean Kidney Cancer Association en Corea del Norte y Megan Mager, del MAX Foundation en Estados Unidos.

Uno de los puntos abordados como prioridad por estos cuatro, fue el alto costo en términos de medicamentos, tratamiento y atención médica, ya que, en países como India, con más de mil millones de habitantes, se carece de seguro médico, así como de un servicio público eficiente. En Brasil, el acceso a ciertos medicamentos es restringido a través del sistema público y los productos aprobados son difíciles de encontrar.

En materia de disponibilidad de tratamiento para pacientes de escasos recursos, la problemática es la misma, esta parte de la población se ve afectada al no contar con los medios necesarios para examinarse ni tratarse. De acuerdo con una encuesta realizada por el gobierno de la ciudad de Kampala (KCCA por sus siglas en inglés, Kampala Capital City Authority), más del 50% del costo del tratamiento recae en la compra de los medicamentos. En India, el 40% de los pacientes tienen que buscar préstamos para obtener atención médica.

“Es fundamental entender que la salud no es un gasto, es una inversión y es evidente que hay costos económicos y sociales en nuestra actual coyuntura que son un tema importante, pero como organizaciones, tenemos que encontrar cómo ser muy creativos para crear mecanismos costo efectivos que relacionen la innovación con la productividad”, comenta el Lic. Carlos Castro Sánchez, presidente Ejecutivo de la Asociación ALE, I.A.P.

En México, el gasto público en salud es de sólo 48% cuando el promedio en los países de la OCDE es de 73%. Con respecto al costo anual de atención de un paciente de alrededor de 65 a 75 años, es seis veces mayor al de los adolescentes de entre 10 y 20 años. En el país, el cáncer de riñón representa la décima causa de mortalidad arriba de los 40 años en el hombre y un poco menos en la mujer.