Acusa maltrato

EL ESTETA REVELA QUE LA AAA LE PEGÓ EN EL BOLSILLO Y LE DESTROZÓ AMBAS RODILLAS

85

Ciudad de México.– Con un nuevo look, Ricky Banderas, El Mesías, se presentó en las oficinas de Diario BASTA! para charlar sobre su salida de AAA .

“Esto viene de hace varios años, ya que la empresa poco a poco me fue echando hacia un lado, ya no me trataban como se debía, no tenía entrevistas, no participaba en programas, decisiones que no sé si las tomó Dorian Roldán o la señora Marisela Peña, pues son las únicas personas a las que puedo culpar”, relata el puertorriqueño, quien con su característico acento caribeño señala el poco conocimiento que tiene Dorian, director general de la empresa, sobre el pancracio.

“Yo no soy cualquier luchador, bastante me he tenido que sacrificar, aprender y sufrir en este negocio para llegar a donde estoy, para que otra persona quiera acabar con mi carrera así de la nada, como a él no le costó nada, y hablo de Dorian Roldán, le parece muy sencillo.

“Él no sabe lo que está haciendo, debe tener gente a su lado para tomar decisiones, él dice que sabe, pero lo que él sabe de lucha libre yo lo sé de astronauta”.

GIRO INESPERADO

En un inicio la Tres Veces Estelar le otorgaba un sueldo fijo a Ricky, luchara o no, por lo que recapitula el momento en que todo eso cambió.

“En 2012 Dorian quiso ampliar la empresa en Estados Unidos y cedió el nombre por 20 años a una empresa en ese país, pero al retractarse de ese negocio tuvieron que perder casi tres millones de dólares.

“Entonces esta empresa que es mañosa (AAA), porque yo sé lo que digo, perjudicó a los empleados, me llamaron y me dijeron: ‘mira Ricky tenemos un problema con la economía, obviamente AAA no está teniendo los beneficios que teníamos antes’”, recuerda.

Tenía que pagar lo de la demanda y la solución fue cortarle el sueldo a todo el talento, “ahí estaba Cibernético, La Parka, yo, éramos como cuatro o cinco pilares que teníamos un sueldo fijo”, asevera.

La gota que derramó el vaso, a consideración del esteta, fue el trato recibido tras lesionarse la rodilla izquierda.

“El año pasado me rompo el menisco en una lucha en Laredo, primero se tardaron tres semanas en hacerme la resonancia, y cuando hablo con Dorian, me dice: ‘Mira Ricky tú estás luchando en Estados Unidos, no estás al 100 por ciento en la empresa, y quién me asegura que eso tú no te lo hiciste allá, a lo mejor te aguantaste y decidiste que yo lo pagara’”, evoca con tristeza el gladiador, quien se lesionó en junio pasado y tuvo que esperar a operarse hasta noviembre.

“Sí, pasa una semana y me dice un interlocutor de Dorian, no recuerdo si el Vampiro (Canadiense) o un señor de nombre Gonzalo: ‘Vas a estar hasta dos compromisos que tenemos, que son Triplemanía y Japón’, y tenía que estar todo ese tiempo aguantándome el dolor que se incrementó, la otra rodilla no aguantó más y se rompió el otro menisco”.

Y, en la pasada función Rey de Reyes, se terminó por quebrar la relación.

“En mi regreso me hicieron perder con La Parka, no aguanté más y le dije a mi esposa: ‘Voy a renunciar, te veo allá afuera, no aguanto este trato, esta falta de respeto’.

“Ellos mismos saben que están mal, porque cuando salí de Rey de Reyes, Jorge Flores, mano derecha de Dorian, fue a verme al estacionamiento y me dijo, con mi esposa de testigo: ‘La cagamos contigo, lo hicimos mal, discúlpanos’, pero el daño ya la habían hecho”.

Sin embargo, tras su renuncia, el boricua fue amenazado por el mismo Roldán.

“Tengo los mensajes de Dorian, donde me dice que si me iba a otra empresa, no iba a luchar más en Impact o Ring Of Honor (ROH), y que en México me bloquearía, después de 13 años ese fue su agradecimiento, ese fue el último diálogo que tuve con él”, asegura un Mesías ya recuperado físicamente.