Piden países de la región apoyo internacional para reestablecer la democracia en Venezuela

Esto, en el marco de la VIII Cumbre de las Américas

28
Foto: Wikipedia

En la Octava edición de la Cumbre de las Américas, se planteó una declaración internacional entre jefes de estado y de gobierno de 15 países latinoamericanos y el Vicepresidente de Estados Unidos, respecto a la crisis en Venezuela.

Los Jefes de Estado y de gobierno de Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, y el Vicepresidente de los Estados Unidos, hicieron un urgente llamado al gobierno de Nicolás Maduro para garantizar la democracia en las próximas elecciones que se celebrarán en dicho país, además acusan que Venezuela enfrenta un agravamiento de la crisis política, económica, social y humanitaria.

Asimismo, expresaron que es necesario continuar con las acciones e iniciativas que contribuyan a la restauración de la institucionalidad democrática, establecidas por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Asimismo, dichos mandatarios “refrendan su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela y reiteran que los actos jurídicos que conforme a su Constitución requieran de autorización de dicha Asamblea sólo serán reconocidos cuando ésta los haya aprobado y en ese contexto, considerarán nuevas medidas que contribuyan al pleno respeto de sus facultades constitucionales en materia económica y financiera”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado.

También pretenden que se implemente “de manera inmediata” un programa de asistencia humanitaria para disminuir y aliviar el rezago de la sociedad venezolana respecto a la escasez y el sufrimiento que se vive en aquella parte de la región latinoamericana.

Incluso, ven una situación preocupante en la migración masiva del pueblo de Venezuela como producto de la crisis, por ello exhortaron a organismos internacionales elaborar un programa de apoyo y fortalecimiento de capacidades de los países de la región para enfrentar dicha problemática, enfatizando, el problema de la seguridad.

Todo esto, en aras de que la comunidad internacional apoye a los países de la región con las decisiones que tomen para el “restablecimiento de la democracia en Venezuela”.