Domingo de payasos, Adelitas y caballos

Los conocimientos nos hacen mejores personas, le dice a una mujer que le pide no fallar al pueblo

29

Ian Soriano

“Esperamos que usted sí nos cumpla, doctora. Que no sea como el Meade”, le dice una señora del paraje El Caballito a la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia a la Jefatura de Gobierno.

Claudia Sheinbaum mira con una sonrisa a la habitante de la Álvaro Obregón y responde: Nosotros estudiamos en la UNAM. Los conocimientos nos hacen mejores personas.

Al caminar por las montañosas calles de Lomas de Champotoya, la doctora Sheinbaum recibe varias quejas por la inseguridad que viven en esta zona de barrancas.

La comunidad del lugar es amable con la candidata pero exigente con sus peticiones. Una banda de viento y el sonido de cohetes amenizan la caravana de Morena por las calles. El candidato a diputado Sergio Mayer agarra un megáfono para poner orden en la vialidad.

Mientras, los simpatizantes del proyecto de innovación de Sheinbaum entonan la porra: ¡Ni sol ni luna, Claudia como ninguna. Se ve, se siente, Claudia está presente!

En la colonia El Tanque, de la Magdalena Contreras, una vendedora de café nos platica que es una delegación morenista y que simpatizan con López Obrador por el apoyo que les ha otorgado con los programas sociales.

Un contingente de hombres a caballo, adelitas y payasos con percusiones le dan color al mitin. Nos dicen que van con Sheinbaum y que también apoyan a los candidatos de Morena, Eduardo Santillán y Héctor Guijosa.

Una CDMX sin militares

Claudia Sheinbaum Pardo dejó clara su postura sobre la seguridad: El problema es que llegó la corrupción a la Ciudad. No se resuelve la inseguridad trayendo a la Marina o al Ejército. No queremos la guerra del narco en la Ciudad de México, que lo entiendan bien. Es una Ciudad de derechos. Tiene que llegar una jefa de Gobierno que administre los recursos con responsabilidad y honradez, y esa voy a ser yo. El modelo de la guerra contra el narco es un modelo fracasado.

“Si alguien en una campaña compra votos, llega al gobierno solo a enriquecerse, porque ve a las personas con cara de tinacos y despensas”, aseguró Sheinbaum al marcar la diferencia de Morena con otros partidos, que es el interesarse en los problemas de los capitalinos.