Diario Basta!

Unos amigos de 10

Nos invitó mi queridísimo Jorge Ortiz de Pinedo a develar placa de Una familia de diez, junto a Chabelo, Carla Estrada, Mauricio Herrera, Rafa Inclán, Hanny y respectivas parejas, pero también estoy en teatro, así que no pudimos asistir. Después de la develación hubo convivio, por eso nos encontramos en un restaurante al sur de la Ciudad de México, donde había mucho que celebrar. Donde también llegó Mina Muñiz con su mamá.

Además del éxito de Una familia de diez, era el cumple de mi bella Tere, la esposa de Chabelo. Y varios cumples como el de Xavier López, Mauricio Herrera y Carla Estrada, que teníamos pendientes. Carla se hizo una mega fiesta de cumple, aquí les platiqué. Mientras Chabelo se fue en un barquito en Acapulco. Ahí me enseñaron las fotos de lo bien que la pasó en el mar, junto a su esposa, su hijo Gabo y Lorena. Esta última, querida amiga también del grupo pues fue muchos años pareja de Inclán.

Llegaron a una playa y cuál fue la sorpresa que en la casa de al lado estaba Luis Miguel. Ese, el mismísimo Sol, quien se veía guapísimo, según las fotos que me mostraron. Enseguida le pidió a su mánager que le hablara a Chabelo. ¿Y quién no se le cuadra al Jefe?, como le decimos.

Estuvo muy atento y amable con él y la familia; compartieron un Unos amigos de 10 rato. Xavier se acordó de su papá y cuando de chico iba a sus programas a cantar. Pero la mejor fue mi Tere, dice que se puso tan nerviosa y emocionada cuando lo vio, que hasta le contó que era cubana y su fan. Yo en broma le dije que como Luis Miguel tenía su historial en la isla, por romances como Daysi Fuentes y Myrka Dellanos, pensó que se le haría ella más familiar. Pero El Sol, muy serio, yo creo que cuando le salió lo cubano al hablar, ni le entendió el Oye, chico.

La cosa es que la pasaron fenomenal. Chabelo celebró sus 82 al lado del Sol y familia en Acapulco y sin planearlo. Mientras, nosotros estuvimos brindando con mezcal y degustando unas deliciosas carnes en el restaurante. Nos fuimos a las 2:30 am; pero es que se pusieron buenas las anécdotas. Y Rafa Inclán, quien se llevó la noche, nos mostró sus pasitos tipo Michael Jackson, con bastón en mano. Está en recuperación después de su operación de caderas, pero ahí la lleva. Carla Estrada moría de risa mientras lo grababa en su celular.

Vaya velada fan divertida que pasamos con los Ortiz de Pinedo y el gran familión de amigos, que formamos. Somos unos amigos de diez.

A gozar, que el mundo se va a acabar! Jorge se ve increíble. Hasta le pregunté si se había hecho algo, porque se ve muy joven. A él también le cantamos Las mañanitas atrasadas. Me encanta la pareja que hace con Gaby. Siempre se ven enamorados y cómplices. ¿Será el amor lo que lo hace ver tan guapo? Por cierto, al día siguiente volaron al bajío, pues se presentaban en Irapuato. Sigue el éxito de Una familia de diez y nosotros nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.