Sugey Abrego:

10279
Ciudad de México
Raquel Bigorra

“Durante mi separación me sentí como un objeto sexual”

A mi querida Sugey Abrego, además de actriz y conductora, también la he visto muy activa en nuestra asociación de la A.N.D.A. y fui a votar y me la encontré en la Comisión Electoral, para que el proceso de votación fuera legítimo. Platiqué Cara a cara con ella no solo de su actividad sindical, me contó de sus nuevos planes y cómo superó la crisis en su matrimonio.

¿Cómo te involucraste con la A.N.D.A.?

Me fui involucrando como la mayoría de los actores, lo que no podía permitir es que empezáramos a denostar, a atacar. Como artistas somos un ejemplo para la sociedad y eso no lo podía permitir.

¿Dónde te veremos próximamente?

A nivel profesional te doy la exclusiva para decirte que Mapat me habló para los últimos capítulos de Tenías que ser tú con un personaje que llega a la historia a hacer justicia. Me siento muy bendecida de cosechar y de haber tenido las crisis que tuve y de haberme levantado.

Te vi con Enrique, tu esposo, en el teatro y me dio mucho gusto verlos bien y enamorados nuevamente. ¿Ya superaron la crisis?

Estuve separada tres meses y en ese tiempo tuve invitaciones de gente que nunca esperé para comer. Me sentí como un objeto sexual cuando desde productores hasta diputados y políticos me invitaban a comer. Decidí apartarme un poco del medio, pasar más tiempo conmigo. Y qué bueno que no me divorcié. Hoy jugamos Enrique y yo piedra papel y tijera para elegir la película de los domingos.

¿Qué has valorado de él?

Que Enrique no es un rico, pero ese fue un valor. Eso de que el hombre siempre te debe proveer o al menos ganar más que tú, no voy con eso. Valoré el que me cocinaba, está pendiente de mi, me dedica tiempo. Aprendí a valorarlo más. Esos momentos en los que él me esperaba del llamado me hicieron apreciar la relación y estoy feliz de haber recuperado mi matrimonio.

¿Cómo manejaron la separación? Porque fue mediática.

Fue muy difícil. Al hacerse público sus socios le dieron la espalda y mucha gente, con todo lo que salió en la prensa. Le ha costado mucho trabajo sacar adelante su empresa de motos, eso también me ha hecho admirarlo más. También aprendimos de los amigos que nos fortalecieron emocionalmente y brindaron apoyo incondicional como matrimonio.

¿Tú cómo manejaste a la prensa?

Quería salir a contestar y aclarar todo lo que se decía de mí y de nuestra separación. Te llegas a involucrar tanto que hasta te enfermas. Pero es un aprendizaje. Ahora hasta he estado trabajando para hacer un monólogo en teatro con todo lo que viví y hasta tengo la idea de contarlo en un libro. También el tema de la maternidad nos causó conflictos. Hoy entendí que será cuando tenga que ser. Me da mucho gusto que a Sugey la vida le sonría con trabajo y también con el amor de su esposo Enrique. Nos leemos mañana en Ahí viene La Bigorra.