Donando sangre, una persona puede salvarle la vida a 4 más

8

La donación de sangre de una sola persona puede salvar hasta cuatro vidas, así como mejorar la salud de pacientes que requieren acceder a tiempo a transfusiones seguras, destaca la Secretaría de Salud (SEDESA) de la Ciudad de México.

Por ello, y con el objetivo de garantizar el suministro fiable y suficiente, los Bancos de Sangre de la SEDESA mantienen el servicio permanente para la donación altruista en cuatro sedes: el Banco Central, ubicado en el Hospital General Iztapalapa, así como en los hospitales generales de Xoco, Rubén Leñero y Balbuena.

También se cuenta con servicios de transfusión y captación de sangre en los hospitales generales Villa, Ticomán, Enrique Cabrera, Tláhuac, Ajusco Medio y de Especialidades Belisario Domínguez.

Los requisitos para donar son: Tener entre 18 a 65 años de edad, pesar más de 50 kilos, no haberse realizado tatuajes o perforaciones en el último año; no ser adicto al alcohol u otras drogas; no padecer VIH, hepatitis, sífilis, leucemia, alteraciones de la presión o asma; en el caso específico de las mujeres no estar embarazada, en periodo de lactancia o menstruando.

Al donante se le realiza una valoración clínica y una prueba rápida de sangre; dependiendo de los resultados se informará si es o no candidato para ser donador.

Si la persona es candidata, se le extraen 450 mililitros de sangre, bajo un estricto control de calidad y seguridad en los materiales médicos utilizados.

Además, se realizan otras pruebas serológicas y, en caso de encontrar algún padecimiento, se avisa al donante sobre su estado de salud y se canaliza al área de atención médica especializada correspondiente; mientras que la sangre obtenida es desechada.