Adopción, un largo peregrinar

Adopción, un largo peregrinar

Ocho de cada diez parejas abortan la misión y prefieren buscar en otros estados

375
0
Compartir

Héctor García

Adoptar un niño de las casas hogar en la Ciudad de México, representa para los futuros padres un peregrinar en diferentes instancias de Gobierno, que ocho de cada diez abortan la misión y prefieren buscar en otras entidades federativas, reconoce magistrado del TSJCM.

En una ponencia del magistrado Antonio Muñoz, presentada ante la ALDF con la discusión sobre las adopciones, defendió esta medida ante padres del mismo sexo al señalar que eso no debe ser impedimento para que un menor de edad cuente con padres.

Dejó en claro que hoy en día los juzgadores de lo familiar deben buscar una familia para los menores de edad y no un menor de edad para una familia, “porque a la mejor resulta que esa familia no es compatible para el niño y los jueces avalan su adopción, desconociendo las consecuencias”.

Citó como ejemplo que hace seis años una pareja cumplió con todos los requisitos para adoptar a una niña, pero por ser del mismo sexo, la ley les impedía la adopción, “ahí es donde debe entrar el criterio del juzgador para avalar o no esta medida. Bueno resulta que hoy la niña tiene nueve años y la pareja acude dos veces al año a visitar a los jueces para comprobar el buen trato que le dan a la menor de edad”.

Entonces, recordó, los juzgadores deben estar conscientes de que no todo es papeleo o autorizaciones, sino saber a qué familia le es entregado el infante.

¿SABÍAS QUE?

En la Ciudad de México, es más difícil adoptar un niño que en el interior de la República

DATO

Muchas familias se aprovechan de las bondades de la ley para  adoptar a  niños  que después explotan laboralmente