Actividades lúdicas: El juego infantil

DESARROLLA VALORES Y DESTREZAS QUE FOMENTA EL TRABAJO EN EQUIPO Y ESTIMULA LAS RELACIONES SOCIALES.

69

El trabajo en equipo es uno de los mejores beneficios de educar jugando. En casa, por ejemplo, las actividades lúdicas pueden ayudar a establecer conductas positivas en los niños.

Enseñar mientras se juega es una herramienta que valorarás considerablemente, ya que obtendrás resultados positivos sin que te conviertas en un tirano.

Un ejemplo es conseguir una constancia en los niños en cuanto al aseo diario personal o de sus obligaciones hogareñas jugando a hacer una inspección, como si fueras una detective, para ver si se ha lavado bien los dientes o si ha ordenado su cuarto correctamente. Lógicamente, los logros deben tener alguna recompensa para motivar.

DEL INTERIOR

Si el clima impide salir a jugar al patio, también existen algunas actividades para poner en práctica en casa o dentro del aula, los cuales plantean la necesidad de agudizar los sentidos y poner a trabajar más la mente.

Si el niño posee hermanos, pasar una tarde de lluvia jugando servirá para fortalecer la unión entre ellos.

EDUCACIÓN FÍSICA

Busca mejorar y desarrollar las capacidades motrices de los niños. Sin embargo, esto no quita que sean excelentes formas de potenciar la unión entre compañeros, así como permiten mejorar la capacidad de crear estrategias. También es ideal para motivar a los niños a superar sus propios límites y a vencer el miedo. Aunque no destaque en la currícula, es importante.

OBLIGACIONES DIVERTIDAS

El secreto está en encontrarle el lado competitivo, pero ten cuidado: tiene que saber que el rival a vencer es él mismo, no los demás. No pierdas de vista el juego.

BENEFICIOS DEL JUEGO

Está comprobado que el juego es muy importante para la formación de la personalidad, los valores y las destrezas de los pequeños. Por lo tanto, dedicar unas horas diarias al juego les ofrecerá beneficios como el trabajo en equipo y estimular las relaciones sociales. Es importante destacar que las actividades lúdicas requieren interacciones con los demás; aunado a ello, muchos de estos trabajos de equipo exigen elaborar estrategias y colaborar para un fin común.

DESARROLLO FÍSICO

A través de los juegos, sobre todo aquellos al aire libre, los pequeños mejoran su capacidad física, sus destrezas y su coordinación, entre muchas otras aptitudes. A lo anterior se suma una mejora en la autoestima, los ayuda a sentirse incluidos y valorados; como participante de un juego hace que los niños tengan una mejor apreciación y aceptación de sí.

LECCIONES IMPORTANTES

Muchos juegos exigen ejercicios de lógica para llegar a las soluciones deseadas. Hasta los deportes ayudan a que los niños comprendan métodos, leyes físicas y el funcionamiento del cuerpo humano, entre otras cosas. Aunque suene contradictorio, esta descompresión de cargas permite al niño rendir mejor en la escuela. Esto sucede sin importar el tiempo de estudio relegado para dedicarse a jugar; una clara señal de que, a veces, menos es más.