Usar o no, el rincón de pensar

ES UNO DE LOS MÉTODOS MÁS EMPLEADOS POR COLEGIOS, Y ALGUNOS PADRES, PARA HACER REFLEXIONAR A SUS HIJOS SOBRE SU MAL COMPORTAMIENTO MOSTRADO

27

LLEVAR A UN NIÑO al rincón de pensar consiste en que vaya a pasar un rato solo, como, por ejemplo, a un dormitorio o a una sala, con la intención de que se siente en una silla y piense si lo que ha hecho es correcto. Este correctivo es un muy buen método para hacerles entrar en razón y siempre es mucho más fácil hablar con ellos una vez que han reflexionado por su cuenta, pues reconocen su error con más facilidad.

No obstante, hay que saber muy bien cuándo hacer uso de este procedimiento para no confundirlos o enfadarlos más.

EDADES ADECUADAS

A muchos padres les asalta la duda sobre a partir de qué edad se recomienda llevar a un niño al rincón de pensar mejor conocido como Time Off. En este punto es preciso mencionar que no es un método educativo apropiado para niños pequeñitos, ya que no resuelven ni reflexionan nada cuando se les invita a pensar. A los dos años, los pequeños no tienen aún la capacidad de reflexionar ni de frenar con anticipación conductas impulsivas, por lo que, a esta edad, es imprescindible la presencia de un adulto para que se autorregulen, y no la soledad.

Un niño de dos años puede entender el rincón de pensar como un castigo, que le ponga aún más nervioso, y no como un espacio de reflexión y tranquilidad.