A 20 años de resucitar maridos

8133
Raquel Bigorra

¿Verdad que no se oye igual “impotencia masculina” qué “disfunción eréctil”? Como quiera usted llamarle, este problema aquejó a millones de hombres y matrimonios que no le encontraban una solución, hasta hace 20 años, cuando apareció la bendita pastillita azul.

El viagra revolucionó no solo el mercado farmacéutico, también la cultura moderna. En marzo del ‘98 comenzó a venderse en Estados Unidos y poco tiempo después en Europa y todo el mundo. Entonces, miles de mujeres dijeron “al fin Dios nos escuchó”, y es que, qué podía hacer una con un marido entre los 40 y 65 años, que de la noche a la mañana no respondía.

Gracias al viagra, un tema que era tabú, comenzó a verse con naturalidad. Veíamos los comerciales en la televisión y en los programas comenzaba a hablarse abiertamente del tema. Figuras como Pelé fueron voceros del medicamento y poco a poco fuimos sacando la plática de los maravillosos resultados de la pastilla azul. Para las mujeres que tenían que abstenerse porque el marido “nada de nada”, que maravilla encontrar un remedio que entre 30 y 60 minutos tras su ingesta, problema resuelto. Aunque no faltaban las que aseguraban que “aquello” no se bajaba y ellas terminaban agotadas.

Lo cierto es que la pastillita, 20 años después sigue siendo un éxito. Y cómo no, si ni el chocolate ni los mariscos causan el mismo efecto. Hay que decir también que el mercado pirata en internet creció mucho y la mayoría de las pastillas que venden tienen peligrosos efectos secundarios. Nada como ir al médico y obtener la receta bien legal. Es mi recomendación.

Aquí lo curioso es que el viagra fue descubierto por casualidad por un equipo de investigadores en Pfizer, dedicado al desarrollo de un tratamiento para calmar el dolor torácico provocado por la angina de pecho. Al hacer las pruebas con voluntarios, detectaron que se dilataba los vasos sanguíneos del pene y el incremento de la circulación provocaba como efecto secundario la erección.

65 millones de pacientes en todo el mundo han sido tratados con la famosa pastillita azul. Si en casa anda usted todavía batallando, ya no carezca. Lleve al marido al doctor. Algunos lo comparan como el descubrimiento de los antibióticos o los medicamentos para reducir el colesterol. Bendita ciencia y conviene echar mano de ella. 20 años después del lanzamiento de este increíble medicamento podemos decir que la vida sexual de muchas parejas ha resucitado. Así que Y vivieron felices para siempre, gracias al viagra.