Falta de estimulación: retraso del lenguaje

LOS NIÑOS QUE TOMAN UNA ACTITUD PASIVA EN LO QUE RESPECTA AL HABLA, COMPRENDEN MEJOR QUE LO QUE EXPRESAN VERBALMENTE.

63

LA MAYORÍA de los niños a los 3 años ya deben coordinar el lenguaje; sin embargo muchos se niegan a hacerlo y se le cataloga como un retraso simple del lenguaje. Se trata de una dificultad de tipo leve a la hora de desarrollar el lenguaje que no supone un problema a largo plazo. Las causas más comunes son la sobreprotección y la falta de estimulación en el hogar.

Anticiparse siempre a los deseos del niño contribuirá para que no esté motivado a expresar sus deseos en voz alta y su lógica es simple: ¿Para qué? ¡Si papá y mamá lo resuelven todo!

Ahora, si bien la expresión del lenguaje está afectada, esto no implica que la comprensión también lo esté. Al contrario, el retraso simple del lenguaje indica que un niño ¡comprende más de lo que habla!

¿CÓMO SE MANIFIESTA?

El retraso simple del lenguaje indica que éste se va desarrollando más tarde de lo normal y lentamente. En términos generales, las primeras palabras del niño comienzan a aparecer a los 2 años de edad, cuando lo normal es al año. Por otra parte, la unión de dos palabras se manifiesta después de los 3 años. Por ejemplo: “flor amarilla”, cuando esto debe suceder a los 18 meses, aproximadamente.

LA DIFICULTAD

En la medida que el lenguaje es más escaso, la formación de las frases se hace más difícil. Esto provoca que, cuando al niño se le pregunta algo, su respuesta sea con frases cortas. Toman una actitud pasiva en lo que respecta el lenguaje. Hay algunas etapas en las que el niño comprende frases concretas; sin embargo en frases más abstractas de espacio-tiempo, como “te vas de viaje”, es común que a temprana edad no entiendan.