Continuarán migrantes su camino hacia el norte, pese a las advertencias de Trump

39
FOTO: FREYNA LUCERO /CUARTOSCURO.COM

La migración en la historia de la humanidad, a sido imprescindible para poder descubrir nuevos horizontes que nos permitan establecernos donde sean propiciadas las mejores condiciones para existir. Sin embargo, la división territorial de los países, y el control de los gobiernos en las sociedades contemporáneas, nos ha llevado a plantearnos líneas imaginarias en el consciente colectivo para mantenernos arraigados a ciertos lugares y condiciones de vida.

En el nuevo continente, en esta época se ha hecho constante y visible la migración de los centroamericanos hacia el territorio norte que está conformado por una parte de México, y el límite que les impone su percepción, que los hace pensar que al llegar a Estados Unidos de Norteamérica, tendrán mejores condiciones de vida, aunque para la mayoría, su máxima aspiración es convertirse en un jornalero bien pagado por hora.

Estas semanas, se han hecho notar una multitud de migrantes centroamericanos, quienes se autoproclaman “Pueblo sin fronteras”, caminando desde su lugar de origen, con la finalidad de cruzar la nación mexicana para poder llegar a E.E.U.U. en busca de trabajo, imposible de encontrar, por ejemplo, en Honduras, uno de los países de Centroamérica en los que se aglutinan los Maras Salvatrucha, una banda que busca principalmente a los jóvenes para ser perseguidos y obligados a unirse al grupo delictivo, característicos por sus múltiples tatuajes e incluso siempre, una MS tatuada en cualquier parte del cuerpo.

FOTO: FREYNA LUCERO /CUARTOSCURO.COM

De acuerdo con Pueblo Sin Fornteras, más del 80 por ciento de los migrantes son originarios de Honduras, de los cuales 300 son niños y menores de edad, así como 400 mujeres.

Dicho grupo de migrantes, han realizado desde el domingo de ramos (25 de marzo), una procesión a la que han llamado, “Viacrucis Migrante 2018”, que ha pasado por los estados del sur de la república como Chiapas y Oaxaca, donde se detuvieron y algunos integrantes del grupo, se disolvieron por voluntad propia, como lo argumentó el gobierno y la cancillería mexicana. Esto, tras las declaraciones realizadas por el mandatario Estadounidense, Donald J. Trump, sobre la posible disolución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si llegan los migrantes centroamericanos a la frontera sur de su nación. E incluso advirtió sobre el uso de las fuerzas armadas para “salvaguardar” la seguridad de Estados Unidos.

Este “Viacrucis Migrante” se realiza desde el año 2010 de manera simbólica, y tras su dispersión, un grupo de migrantes continuará su marcha hacia el norte del continente, pese a las advertencias políticas que ha lanzado Trump Vía Twitter. Pues algunos recibieron oficios de salida definitiva por parte del Instituto Nacional de Migración, que les permite mantener su estancia en el territorio mexicano por 20 días, temporalmente, o de 30, con la opción de poder regular su estancia en el país.

Por lo pronto, dicho grupo de migrantes continua su ruta el día de hoy hacía el norte, desde Matías Romero, perteneciente al Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, donde el próximo destino será el estado de Puebla; aunque se separarán por lo menos unos 90 de ellos para dirigirse a la capital del país, en dos autobuses costeados con sus propios recursos.