Vamos al cine… Estrenos imperdibles

83

UN LUGAR EN SILENCIO

UNA JOYA DEL CINE DE TERROR; DE LAS QUE SE QUEDAN EN LA MENTE

CRÍTICA

Debe admirarse definitivamente en salas de cine, la tensión y el suspenso que genera crean un ambiente escalofriante digno de sentir y vivir; para los amantes del terror será una experiencia única y maravillosa. Una cinta imperdible.

El terror es un género que se encontraba perdido, hoy en día encuentras contadas historias con aire de frescura, por eso Un lugar en silencio vale totalmente la pena, porque es original y aterradora. De esas producciones cinematográficas que te dejan queriendo más, y es que a pesar de las incontables ocasiónes en las que el corazón se puede detener por el susto, se vuelve adictiva. Es inquietante y bella. Excelentemente lograda, el director y actor, John Krasinski, encuentra su lugar predilecto para plasmar su visión, el género de terror parece ser su lugar para vivir; los detalles técnicos están perfectamente bien realizados, la mezcla de sonidos es sobresaliente, agreguemos el extraordinario cast de Emily Blunt, que definitivamente saca maravillas con su personaje y te permite conectar y sentir lo que ella está viviendo.

Una de las producciones más aterradoras del año, no pueden dejar pasar la oportunidad de admirar una maravilla cinematográfica, las pulsaciones y latidos del corazón te llevaran al máximo, esta es una de esas cintas en las que la frase de Monsters Inc. queda al calce, son sustos que dan gusto.

LA 4TA COMPAÑÍA

EXHIBE LA CORRUPCIÓN QUE SE VIVE DENTRO DE UNA PRISIÓN MEXICANA

CRÍTICA

Esta película es un gran acierto en el cine mexicano, de la mano de Amir Galván y Mitzi Vanessa Arreola, llega una producción digna, inteligente, seria y precisa. La 4ta compañía es un espectacular relato sobre las atrocidades que ocurren dentro de los penales de nuestro país y que nadie se atreve a comentar; corrupción y violencia que a través de los últimos 40 años sigue presente. La historia transcurre a finales de los 70’s y principios de los 80’s, con situaciones que ocurren incluso en pleno 2018. Una cinta de época mexicana perfectamente bien estructurada y retratada.

La fotografía es extraordinaria, la dirección, las actuaciones, la mezcla de sonido, etcétera, una gran pieza que México necesitaba para elevar el estándar cinematográfico que merecemos. A pesar de las complicaciones que tuvieron los productores, guionistas y directores, Amir y Vanessa, con una profunda investigación y testimoniales, la base de la película está muy bien sustentada y se nota, cada escena y dialogo tiene su adecuada razón y estructura, los personajes son entrañables y es fácil hacer click con ellos.

Definitivamente se agradece con gran fervor el atrevimiento y la voluntad para crear esta historia. Este es cine mexicano del bueno, del que trasciende, del que se merece que todos vean y que deja una huella importante en la historia de la cinematografía azteca.