Quemando calorías

EL CICLISMO INDOOR MEJORA EL METABOLISMO AERÓBICO; AUMENTA TAMBIÉN LA CAPACIDAD PULMONAR

200

Ciudad de México.– Avecindada hace apenas tres meses en territorio citadino, Romina Andrea Gigante es una de tantas historias de personajes que decidieron probar fortuna en otros horizontes, en este caso México, a partir de una profesión tan universal como lo es la que tiene que ver con el acondicionamiento.

“Me aventuré por mi pareja, básicamente, él es actor y quería venir a actuar acá. En Argentina estaba súper difícil, creo que es bueno reinventarse, siempre fui muy viajera, así que vine a un lugar que no conocía”.

Un centro de actividad física es el negocio en el que laboró por mucho tiempo junto a su socia en el país de origen, disciplina que ahora mismo imparte de este lado, aunque más enfocada al spinning y los pilates, en el ProSquash Polanco, local de la Multicampeona y Multimedallista en Squash, Samantha Terán.

“Soy profesora de educación física, trabajo en esto desde hace aproximadamente diez años. La idea fue siempre trabajar del lado del fitness, quiero también trabajar como educadora, me interesa toda la parte de salud, tomé un curso de diabetes, me llamó la atención que éste sea uno de los países con mayor índice de padecimiento, si bien es genético, debería igual haber un programa para evitarlo”.

Y es precisamente apegada a esto de la prevención, que explica en charla con Grupo Cantón las bondades de ejercitarse, y puntualiza sobre el spinning.

“En líneas generales, cualquier clase que puedas tomar será buena para tu mente, bajará tu nivel de estrés, y va a ser un espacio para que te distiendas, para que te sientas mejor, y sobre todo el spinning va a mejorar tu metabolismo aeró- bico, que es el que elimina las grasas, va a mejorar tu respiración, tu capacidad para no agitarte tanto, por ejemplo cuando subes una escalera del Metro, poder caminar sin problemas, andar en la playa y no cansarte, que tengas mayor capacidad pulmonar”.

En un tema más cultural y de educación, platica acerca de la respuesta y actitud de la gente de casa con la que pudo trabajar hasta el momento siendo instructora.

“Variado, como en todos lados, pero tal vez aquí están menos acostumbrados a la exigencia y a también relajarse. Le quitan mucho espacio a la relajación y a la flexibilidad, que me parece son importantes para cerrar bien la clase. Lo viven muy rápido, y es bueno que lo disfruten, que entiendan que no es por obligación”.