El América mantiene la hegemonía sobre Cruz Azul

Con goles de Mateus Uribe y Cecilio Domínguez, las Águilas le propinan una derrota más a Cruz Azul

71

Ciudad de México.- Fue con el cuchillo entre los dientes, pidiendo la hora, pero dicen los románticos futboleros que sabe igual. El América alargó a diez partidos su racha sin perder ante Cruz Azul, pues ahora lo derrotó 2-1.

Con un Estadio Azteca pletórico, el cuadro amarillo regaló otra de esas noches que normalmente estila, con voltereta incluida.

Los de Pedro Caixinha lo intentaron y vendieron cara una derrota que los aleja prácticamente de la Liguilla.

Movidito

Miguel Herrera, enclavado en uno de los palcos del Estadio Azteca, mandó al terreno a los 11 que jugaban antes de que Jérémy Ménez estuviera a punto, pues el francés estará ausente un buen tiempo por lesión.

Del otro lado, con una formación ya conocida, el tino de Caixi fue que Édgar Méndez, como lo presagió, le dio resultado.

El delantero español, apenas al minuto 6, puso al frente a La Máquina, con certero disparo que dejó sin ninguna opción a Agustín Marchesín. Arranque, ni mandado a hacer.

La respuesta del local, en una escapada con Cecilio Domínguez por la banda izquierda, terminó gracias a una pierna salvadora.

En otra más clara, Oribe Peralta apenas atinó a volar su tiro, pero las insinuaciones de los de Coapa eran más.

Y fue luego de tanta insistencia, que uno de los mejores jugadores de la Liga MX, Mateus Uribe, con potente remate consiguió la igualada.

Antes del descanso, una triangulación entre Oribe, Henry Martín y Domínguez, este último la firmó con el segundo de la noche para la casa (2-1).

 

Sufrido

En la primera de la reanudación, Cecilio pidió falta dentro del área no concedida, y lo que siguió fue una gran atajada de Marche en un mano a mano.

La visita, con la incursión de Martín Rodríguez, quien ingresó por el fantasmal Carlos Gullit Peña, era más incisiva y peligrosa.

Renato Ibarra, en un contragolpe, falló solo y de frente, dándoles vida a unos celestes que parecían acercase al empate.

Al final, con dramatismo, y con las Águilas defendiendo con todo, estás mantuvieron la ventaja y lograron un triunfo más sobre los celestes.