Aumenta producción de oxígeno con ecoducto Río de la Piedad

50

La producción del oxígeno aumenta en una de las vialidades más concurridas de esta metrópoli, debido a que el Gobierno de la Ciudad de México construye el Ecoducto Río de la Piedad, un parque lineal con 4 mil 800 metros cuadrados de vegetación y que entre sus múltiples beneficios ambientales también funcionará como depurador de aguas residuales, a través de un sistema de biodigestores y humedales.

Ubicado sobre el camellón que divide los sentidos del Viaducto Miguel Alemán, de calle Unión a avenida Monterrey este nuevo espacio contribuye a la reducción de 50 toneladas de carbono emitidas a la atmósfera cada año y a la mitigación de los efectos del cambio climático.

Sensible a las demandas ciudadanas, el Gobierno de la Ciudad de México, rehabilitó este espacio público para la reapropiación de los ciudadanos.

En sus 1.6 kilómetros de longitud, está equipado con 110 bancas, 186 luminarias, 31 reflectores RGB para iluminación artística y hasta 48 conexiones USB para la recarga de aparatos eléctricos.

La Agencia de Gestión Urbana, refirió que esta intervención, con una inversión de 90 millones de pesos, es la primera que realiza un gobierno después de 75 años que fue entubado el río y se hizo en coordinación con la Asociación Civil “Cuatro al Cubo”, académicos y ambientalistas.

Explicó que en este espacio serán extraídas las aguas residuales del Río de la Piedad y se tratarán a través de cuatro humedales artificiales y diez biodigestores, de los que se ultiman detalles de construcción, para convertir 30 mil litros diarios en aguas tratadas que serán utilizadas para riego.

Finalmente, para la tranquilidad de los paseantes, 26 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública se incorporaron a la vigilancia del parque lineal, quienes realizan recorridos a bordo de bicicletas para apoyar y orientar.