Las sospechas recaen sobre Del Mazo

Jorge G. Castañeda aseguró que la empresa pudo influir en la campaña a la gubernatura

333

A cuentagotas ha fluido la información sobre el escándalo generado por la empresa inglesa Cambridge Analytica, quien utilizó ilegalmente perfiles psicográficos de 50 millones de usuarios de Facebook, para presuntamente influir a votantes para inclinarse por el entonces candidato Donald Trump.

Y el escándalo alcanzó a México, pues Mark Turnbull, director general de Asuntos Políticos y Globales de Cambridge, dijo que la empresa ha operado en nuestro país.

Luego de las elecciones en el Estado de México, donde el PRI retuvo la gubernatura de la mano de Alfredo de Mazo Maza –por un estrechísimo margen–, circuló esa versión, e incluso se habló de que la empresa inglesa establecería una oficina en nuestro país.

Jorge G. Castañeda, articulista y coordinador estratégico de la campaña presidencial del panista Ricardo Anaya, puso el dedo en la llaga, y hace unos días aseguró que Cambridge Analytica trabajó para la campaña de Alfredo del Mazo en el Edomex en 2017, “ayudando a realizar con éxito lo que fracasó en 2016 para el PRI en 12 gubernaturas: identificar a los votantes predispuestos, entrar en contacto con ellos, y llevarlos a votar o votar por ellos. No se sabe si la campaña le pagó a Cambridge, o un mecenas de Del Mazo le ‘regaló’ el servicio al candidato del PRI. A partir de allí, sólo hay interrogantes más o menos fundadas”.

El mismo Castañeda, luego de dejar entrever que Cambridge Analytica pudo influir en la campaña del priísta a la gubernatura mexiquense, solicitó a Alfredo del Mazo aclarar la situación. Pero el gobernador ha guardado silencio; mientras tanto, Morena presiona para que se investigue a Alfredo del Mazo.