Vitrificación de óvulos, alternativa para mujeres diagnosticadas con cáncer

42

“La vitrificación o congelación de óvulos es una técnica de reproducción humana segura y eficaz para las mujeres que buscan almacenar sus óvulos por un largo periodo si han decido postergar la maternidad y/o porque se someten a tratamientos que reducen la fertilidad, como es el caso de la quimioterapia, aseguró la doctora Cintia Mejía.

La especialista en Biología de la Reproducción Humana detalló que, con esa técnica, una vez que se decida ser mamá o superado el tratamiento oncológico, se puede cumplir el sueño de lograr un embarazo cuando lo decidan, toda vez que se preservan y conservan los ovocitos con la misma calidad que tienen a la edad de congelarlos, cuyas características permanecen intactas independientemente del tiempo que transcurra.

Mejía García, integrante de la clínica Red Crea, agregó que se trata de una técnica segura y disponible en México que médicos especialistas en reproducción humana recomiendan principalmente a pacientes diagnosticadas con cáncer porque, de esta manera, pueden conservar su fertilidad antes de someterse a quimioterapias o radioterapias y así, al terminar su tratamiento, puedan convertirse en madres.

Destacó que es importante que la paciente tenga una buena reserva ovárica y calidad en los óvulos. “La edad adecuada para vitrificar los óvulos es entre los 20 y los 30 años porque se considera el periodo sexualmente más productivo”, subrayó la doctora Mejía García.

La vitrificación –detalló– es una excelente alternativa para las pacientes que se someten a una cirugía de ovarios, así como para las mujeres sin pareja que deciden postergar la maternidad para cumplir metas personales y profesionales.

El proceso para congelar óvulos consiste en tres pasos:

1.    Estimulación del ovario: Mediante terapia hormonal con la finalidad de que se puedan extraer varios óvulos.

2.    Extracción de los ovocitos: Denominado “captura ovular” consistente en la extracción de los óvulos vía vaginal mediante sedación. Se realiza en un tiempo aproximado de cinco a diez minutos.

3.    Por último, tras la extracción de los óvulos en el quirófano, éstos son trasladados al laboratorio donde los biólogos proceden a la vitrificación.

Por su parte, el doctor Carlos Maquita Nakano, Director General de Red Crea, puntualizó que “una vez que la paciente decida ser madre estos óvulos son fecundados mediante Fertilización In Vitro, con el semen de la pareja, lo que genera embriones que serán transferidos a la paciente, este proceso no representa problemas para el futuro bebé”.

Finalmente, el especialista en Biología de la Reproducción Humana recalcó que, antes de llevar a cabo cualquier procedimiento, es importante informarse y recibir una atención personalizada por parte de médicos debidamente certificados y que pertenezcan a clínicas seguras.