Exatlón fue un reto más

PARA EL GIMNASTA DANIEL CORRAL, LA VIDA CONTINÚA DESPUÉS DE SU PARTICIPACIÓN EN EL REALITY; TOKIO 2020, EN LA MIRA DEL DE ENSENADA

7957

Ciudad de México.– El Exatlón fue un fenómeno televisivo que encumbró a desconocidos, como Ernesto Cázares, ganador de la competencia, pero que a su vez también permitió conocer aún más a deportistas destacados como es el caso del gimnasta olímpico, Daniel Corral, quien no desea ser reconocido sólo por su paso sobresaliente en el programa.

“Todo se acaba, nada es permanente, al igual que cuando uno gana una medalla mundial, o vas a unos Juegos Olímpicos, uno tiene que aprender que todas las etapas en la vida tienen un inicio y un fin, parte de la madurez de una persona inteligente está en saber cuándo ese ciclo se acaba y es momento de continuar con lo que viene.

“Obviamente el Exatlón fue una experiencia increíble, pero es una pequeña etapa de muchas más que vienen en mi vida, para eso hay que seguir teniendo sueños, superarse en la vida, tienes que aceptar que ya pasó, y darle la vuelta a la página, pensar en qué sigue más adelante”, menciona Daniel Corral en entrevista con Grupo Cantón, donde el atleta revela cuá- les son sus planes inmediatos.

“Ahora lo que sigue es tomarme unos días de vacaciones, las necesito, y poco a poco regresar a mis entrenamientos, mi objetivo todavía está puesto en Tokio 2020, como deportista he logrado todos mis objetivos, uno de ellos es hacer historia, ser el primero en lograr ciertas cosas en la gimnasia mexicana”, sentencia el múltiple ganador de medallas en Campeonatos Nacionales, Internacionales, Copas del Mundo, Centroamericanos, Panamericanos y Universiadas, quien acepta que su más grande reto está por llegar.

“En todas las competencias más importantes que existen en el planeta he ganado presea, la única que me falta es la olímpica, lo más cerca que estuve fue en Londres 2012, entonces si pudiera retirarme en Tokio 2020 con una medalla olímpica, me retiro habiendo ganado todo en gimnasia, y mejor aún, siendo el primero en hacerlo”.

EJEMPLO A SEGUIR

Para Corral, la experiencia en Exatlón fue única, pues tuvo la oportunidad de realizar ciertas actividades que en su vida cotidiana y como deportista, por el riesgo que implica, no había podido lograr.

“Jamás había montado un caballo, subir en un globo aerostá- tico, nadar con delfines, manejar unos boggies, el flyboard, me tocó manejar una avioneta también”; sin embargo, para el oriundo de Ensenada, Baja California Sur, el participar en el reality show tuvo otra importancia.

“La oportunidad de tener alcance con cierta gente de México, en especial con los niños, ser quizá un ejemplo que me puedan tomar como referencia con el fin de inspirarlos; primero, para que hagan deporte, segundo para que conozcan la gimnasia, y tercero, y más importante, que se animen, que estén motivados para perseguir sus sueños.

“Creo que una persona se define como exitosa dependiendo del número de vidas que pueda impactar de manera positiva, y eso vale más que cualquier medalla, el tener la admiración de la gente es algo tan complicado”, comenta Corral Barrón, quien salió satisfecho de lo hecho en la competencia, aunque gran parte del público supuso que él sería el ganador.

“Claro, lo entiendo, y ahora más que me dan las estadísticas, que logré la mayor cantidad de puntos logrados, la mayor efectividad, el mayor número de ré- cords, lo entiendo, pero parte del deporte es saber que esas cosas pueden suceder, la espinita te queda, pero cuando das todo, estás en paz contigo”.